Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Bayern de Múnich se encuentra sin Van Gaal

El equipo bávaro golea 5-1 al Leverkusen, cuyo técnico, Jupp Heynckes, entrenará en el Allianz Arena el próximo año

Si la directiva del Bayern de Múnich buscaba un revulsivo con el despido del entrenador Louis Van Gaal el pasado domingo, la estrategia no ha podido salirles mejor. El equipo de Baviera endosó un 5-1 al Bayer Leverkusen, que es segundo en la Bundesliga, y recuperó la tercera plaza, la última que da derecho a jugar la Liga de Campeones. Acabar en ese puesto es el claro objetivo del equipo, muy alejado ya de las dos primeras posiciones. El Hannover 96 es cuarto a un solo punto de los de Múnich.

Mario Gómez fue clave en la victoria del Bayern al marcar tres goles. El ariete alemán está completando una campaña soberbia: lleva 22 tantos en Liga -es el máximo goleador de la Liga alemana- y consiguió ocho en la Champions. Sus cifras son de lo mejor de la temporada: sus 30 dianas le sitúan como tercer máximo goleador de Europa, solo superado por Messi (39) y Cristiano Ronaldo (35) e igualado con Cavani. Pero, más allá de los goles, el partido tenía un morbo especial. Al frente del Leverkusen estaba Jupp Heynckes, que será el entrenador del Bayern la próxima temporada. "Me da igual que el rival sea mi siguiente equipo. Ahora trabajo aquí y quiero lo mejor para mi actual equipo", había anunciado la víspera. Lo cierto es que si el Leverkusen hubiese ganado, habría complicado la clasificación de los de Múnich para la Liga de Campeones del año que viene, cuya final se juega, precisamente, en el Allianz Arena. Ahora, el Leverkusen tiene aún más difícil alcanzar la primera plaza del Dortmund, que ganó con comodidad al Friburgo (3-0) y acaricia con fuerza el título. Solo ha perdido tres encuentros y aventaja al equipo de Heynckes en ocho puntos cuando solo quedan cuatro partidos para el final.

La Eredivise se aprieta

La Liga Holandesa promete espectáculo hasta el final, porque la lucha en cabeza que mantienen PSV, Twente y Ajax se ha intensificado más a falta de tres partidos para la conclusión del campeonato. El Twente, que hasta ahora era el líder, parece que no se ha recuperado de la eliminación de la Liga Europa a manos del Villarreal y sorprendió al empatar a uno frente al De Graafschap, que está cerca del descenso. El PSV venció 0-2 Heracles, así que ahora ocupa la primera plaza con 65 puntos, los mismos que el Twente. A todo ello se unió la victoria del Ajax sobre el NEC 1-2. El conjunto de Ámsterdam se coloca un solo punto de los dos equipos de cabeza.

El Udinese rompe los sueños de Nápoles

Una joya balística del suizo de origen turco Inler y un derechazo del argentino Denis hundieron en la miseria el San Paolo de Nápoles y toda una ciudad. Después del traspié del Inter de ayer ante el Parma, el equipo de Cavani y Lavezzi quedaba como el único rival del Milan para la conquista del scudetto, pero el Udinese despertó del sueño la afición napolitana, que no veía a su equipo luchando por el título desde los tiempos de Maradona, a principios de los noventa.

De nada sirvieron los arreones finales del Nápoles, que generaron un penalti a tres minutos del final que falló el uruguayo Cavani, -con 25 goles el mejor goleador del equipo sureño en una sola temporada- y un gol en la prórroga de Mascara. El equipo se desliza a seis puntos del Milan, ayer ganador ante el Sampdoria y que ve el premio gordo al alcance de sus manos, faltando solo cinco jornadas.

El Udinese, por su lado, respondió al envite del Lazio -que esta tarde se paseó en el campo del Catania, entrenado por el Cholo Simeone (1-4)- y se queda a un punto del equipo romano. Los dos parecen los mejor posicionados para pelearse el cuarto puesto, que permite disputar la Champions la próxima temporada, después de que el Roma cayera en casa ante el Palermo y de que el Juventus empatara contra el Fiorentina, quedándose a seis y siete puntos del Udinese, respectivamente.

El espectáculo en la Serie A lo puso esta tarde Marcolini, que marcó desde casi el medio del campo el segundo gol del Chievo en su victoria frente al Bolonia. Con esta victoria, el Chievo se aleja a siete puntos del descenso, en el que están el Bari -perdió frente al Cesena y ahora tiene la salvación a 13 puntos quedando 15 en juego-, el Brescia y el Sampdoria.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información