A Gonzalo le rompen el peroné

Una dura entrada de Janko propicia la cuarta grave lesión del defensa argentino

Al Villarreal le salió el partido casi perfecto. Sobró el gol final del Twente y un feísimo gesto. En el minuto 70, Gonzalo Rodríguez sufrió una entrada terrorífica de Janko. El delantero austriaco cazó por detrás, y sin posibilidad de llegar a la pelota, al defensa argentino al que se le giró el tobillo izquierdo. El colegiado ruso tan solo le enseñó la cartulina amarilla al jugador del Twente que además marcó el postrero gol de su equipo. Gonzalo Rodríguez fue trasladado inmediatamente a un hospital de la zona para realizarle las pruebas que certificaron la gravedad de la lesión: rotura de peroné de su pierna izquierda. "Ha sido un acción innecesaria que no debería haber existido. Janko se ha dado cuenta de la gravedad y ha venido a disculparse de nosotros al vestuario", explicó Garrido más serio de lo habitual a pesar de la abultada victoria final.

Más información

El capitán del Villarreal se perderá el resto de temporada. Justo en el momento que el conjunto castellonense se está jugando su futuro en la segunda competición continental a nivel de clubes e intenta conservar la cuarta posición en la Liga que da derecho a la previa de la próxima Liga de Campeones y se propone desbancar al Valencia de la tercera posición que da acceso directo a la Champions. "Es nuestro capitán y un jugador muy importante para nosotros. Ante una situación así nos tiene que hacer venirnos arriba", dijo acontecido el técnico amarillo.

El pasado verano, Gonzalo Rodríguez tuvo un pie y medio fuera del Villarreal por un problema disciplinario. Se arrepintió y fue perdonado. Regresó al grupo, consiguió la titularidad y agarró el brazalete de capitán ante las reiteradas ausencias por los problemas musculares de Marcos Senna. El infortunio ha acompañado al jugador desde que está en el conjunto castellonense. Las lesiones graves le han apartado temporadas largas de los terrenos de juego. Dos roturas de ligamentos de rodilla y una de tobillo había sufrido hasta el momento Gonzalo en su larga estancia en Vila-real. La fractura de peroné supone un nuevo revés en su carrera.

La segunda que sufrió en una de sus rodillas le hicieron pensar en dejar el fútbol. Su padre lo salvó del bajón psíquico y anímico. La visión de un vídeo del partido que realizó con el Villarreal en la Liga de Campeones del 2006 en Old Tratford ante el Manchester United y un marcaje excepcional a Van Nistelrooy le rescató de nuevo para el fútbol. "No quieres vivir de nuevo esas sensaciones que sentiste", le dijo su padre. Y Gonzalo volvió tres veces a renacer. Ahora tendrá que hacerlo una cuarta.

La lesión de Gonzalo ensombreció un partido soñado. "Le hemos superados al principio y al final como lo hicimos antes con otros equipos", señaló Garrido. "Lógicamente hemos dado un paso importante. Hemos creado un gran ambiente de fútbol. Y ha sido una satisfacción muy grande para todos", concluyó.

La entrada de Jarko a Gonzalo
La entrada de Jarko a GonzaloHEINO KALIS (REUTERS)
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción