Villar quiere ir a América

El presidente pretende que España acepte la invitación para jugar en julio en Argentina el campeonato continental de selecciones

Ángel María Villar, el presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), dijo ayer que propondrá a la junta directiva del organismo que España acepte la invitación para participar en la próxima edición de la Copa América, que se disputará entre el 1 y el 24 de julio en Argentina.

La campeona europea y mundial recibió la invitación a través de Julio Grondona, el presidente de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA), y de Nicolás Leoz, el presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), que buscan un sustituto para Japón. El equipo asiático fue invitado al torneo, pero decidió no jugarlo tras el terremoto y el subsiguiente maremoto que azotaron el país el pasado 11 de marzo.

Más información
Japón renuncia a la Copa América
Un calendario de lo más apretado

"Otras veces hemos dicho que no, pero en esta ocasión se lo voy a plantear a la junta directiva la semana que viene para determinar si vamos o no vamos", explicó Villar durante la toma de posesión del nuevo presidente de la federación catalana, Andreu Subies. "Yo me planteo todo cuando me lo solicitan con cariño y amor", advirtió. "A mí siempre me ha ilusionado ir a Sudamérica y jugar con el fútbol sudamericano, que tanto nos ha enseñado", añadió.

Fuentes de la dirección técnica de la federación expresaron, a este diario, sin embargo, la complejidad del proyecto. Así, desde los despachos se apuntó el alto nivel competitivo de la cita, que reúne a las mejores selecciones americanas; los problemas que se derivarían de organizar una concentración previa, y el que jugar supondría desaprovechar uno de los pocos veranos de descanso del que podrán disfrutar los internacionales españoles. Estos ya jugaron en esas fechas el Mundial de Sudáfrica 2010, volverán a hacerlo en la Eurocopa de Ucrania y Polonia 2012 y algunos quizá también los Juegos Olímpicos de Londres de ese mismo año. En 2013, como campeona mundial, España deberá acudir a la Copa Confederaciones, que se celebrará en Brasil, sede del Mundial de 2014. "Sería una experiencia que no serviría para nada y contra rivales hipermotivados. Tiene demasiado riesgo", explicaron antes de añadir que el prestigio del campeón del mundo no permite actuar a la ligera.

A diferencia de la Copa Confederaciones, en la que España participó en 2009 -perdió contra Estados Unidos en las semifinales- y que sirvió de experiencia previa en Sudáfrica, en el caso de la Copa América, concluyeron esas fuentes, cuesta encontrar un beneficio deportivo.

Ángel María Villar, durante una rueda de prensa.
Ángel María Villar, durante una rueda de prensa.EFE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS