Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Caja Laboral se despide en Tel Aviv

Los vitorianos, sin rotaciones, caen estrepitosamente ante el Maccabi (99-77)

Tal y como había dicho Dusko Ivanovic, no había "tiempo para llorar, solo "para luchar". El Caja Laboral tenía como primer objetivo olvidar el partido del martes y partir de cero. Lo logró solo a medias. En la primera parte del encuentro los vitorianos fueron un ejemplo de sangre fría y madurez al desplegar una estrategia ofensiva que mareó al Maccabi y llegó a inocularle el virus de la inseguridad.

Tanto fue así, que el Caja Laboral logró irse al descanso por delante en el marcador y en el ánimo, pero después reeditó el último encuentro ante el equipo de David Blatt. En el tercer cuarto perdió pie, intensidad y referencias. Así, las desventajas alcanzaron los 17 puntos, después llegaron a los 25. Sin apenas banquillo para rotar, los vitorianos no consiguieron frenar a Pargo ni a Pnini. La fiesta en el Nokia Arena era imparable. El Caja Laboral se caía otra vez de la final four, como ya le ocurrió hace un año ante el CSKA de Moscú. La concentración se había evaporado, la estrategia también. Solo cabía otro resultado contundente en contra. La confianza de los israelíes ya no conocía límites.

MACCABI TEL AVIV 99-77 CAJA LABORAL

Maccabi Tel Aviv (25+26+28+20): Pargo (26), Pnini (22), Eidson (7), Eliyahu (12), Schortsanitis (5)-cinco inicial-, Hendrix (8), Blu (17), Macvan (2), Burnstein, Sharp.

Caja Laboral (23+29+10+15): Huertas (12), Oleson (13), San Emeterio (8), Teletovic (17), Batista (9)-cinco inicial-, Logan (5), Barac (10), Ribas (3).

Arbitros: Christodoulou (GRE), Cerebuch (ITA), Boltauzer (SLO). Sin eliminados.

Cuarto partido de cuartos de final de Euroliga disputado ante 11.500 espectadores en el Nokia Arena de Tel Aviv. Maccabi se clasifica para la Final Four de Barcelona por 3-1.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.