Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Una cosa son quejas y otra calumnias"

Sandro Rosell asegura que el club encontrará al responsable de las insinuaciones de dopaje

Sandro Rosell, presidente del Barcelona, estalló ayer nada más terminar el partido y aseguró que el club moverá cielo y tierra para encontrar el primer responsable de las insinuaciones de dopaje sobre los jugadores azulgrana que un periodista de la cadena COPE deslizó hace unos días.

"Una cosa es que alguien se queje por cuestiones de calendario, por más que sea sin argumentos como se demostró en Sevilla, o de los árbitros, también sin ningún fundamento como se ha visto hoy. Pero otra cosa muy distinta son las calumnias. Cuando se calumnia a nuestros técnicos, nuestros jugadores y nuestra institución, se vincula a nuestros jugadores con el dopaje, eso es intolerable porque hace mucho daño a los culés. Por aquí sí que no pasamos", dijo Rosell.

Y añadió: "Las quejas no me parecen una muestra de juego limpio y por eso nosotros no recurrimos a ellas, aunque las aceptamos. Pero otra muy distinta son las calumnias. El club no lo va a permitir y vamos a poner todo nuestro empeño en encontrar de dónde salen", advirtió el mandatario azulgrana.

"Seguimos con la misma tónica: generamos mucho juego pero no entran los goles. En el momento clave entrarán", dijo Pep Guardiola. "Lo que me preocuparía sería si viera en los jugadores falta de actitud", añadió el entrenador, que restó importancia a la ausencia de Xavi, sancionado, de cara al próximo partido, contra el Villarreal. "Xavi es un jugador muy limpio. Cuatro de las cinco tarjetas que le han sacado son por protestar, y tres se las ha sacado el mismo árbitro [Pérez Lasa]", zanjó el técnico.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.