El otro partido de Abidal

Los jugadores de los dos equipos y la hinchada azulgrana homenajean al francés, hospitalizado

Manel Vich, el locutor del Camp Nou, anunció por la megafonía el apoyo incondicional del Barcelona a Abidal, convaleciente en un hospital tras haberle sido extirpado un tumor en el hígado el pasado jueves. Gritó la voz del estadio un sentido "ánimo, Abi" y la grada estalló en un atronador aplauso que se alargó durante los prolegómenos del partido.

Los jugadores de ambos equipos asomaron por el túnel al césped con mensajes de apoyo a su compañero. "Te queremos, Abi", se leía en catalán en la camiseta azul de los del Barça, que llevaban la cara de su compañero serigrafiada en la espalda. Los del Getafe comparecieron en lo que fue, por encima de un encuentro, un cálido homenaje a Abidal.

Más información
La sequía se combate con goles imposibles
"Una cosa son quejas y otra calumnias"

La ovación a Abidal fue una de las más largas y emotivas que se recuerdan en el estadio del Barcelona, que se llenó de pancartas de apoyo al defensa francés. En sábanas, cartones, y banderas, la afición mostró su apoyo personal a un futbolista muy querido en el club por su bondad y su permanente buen humor. "Todos, con Abi", "recupérate pronto", "te queremos", "fuerza, Abi"... La afición habló ayer para recordar a Abidal que no está solo en su recorrido del camino que le debe devolver al césped del Camp Nou.

Por los videomarcadores, el club emitió unas emotivas imágenes, realizadas por los compañeros del programa Hat-Trick, de TV3, elaborado con tomas del futbolista y que incluyó las del homenaje que le tributaron los jugadores del Madrid en el Bernabeu al término del partido de la Copa de Europa del pasado miércoles.

El mensaje final -"este partido también lo vamos a ganar"- redobló los aplausos de los aficionados, 81.913, que solo cesaron cuando Vich anunció un minuto de silencio por las víctimas del terremoto y el inmediato maremoto de Japón. Hidehiro Tsubaki, el cónsul nipón en Barcelona, presidió el encuentro junto a Sandro Rosell.

El Barcelona no tuvo a bien acordarse ayer de Joaquim Ibarz, periodista fallecido hace apenas unos días. Mítico corresponsal en América Latina de La Vanguardia, Ibarz hizo gala de barcelonista. En sus años de periodismo deportivo, tan denostado últimamente, incluso en los que ejerció como director de la Revista Barcelonista, supo compaginar el barcelonismo con el ejercicio del periodismo honrado y veraz que siempre presidió su larga y reconocida carrera, un legado ejemplar.

El homenaje a Abidal prosiguió durante el partido. El Barcelona ganó, el mejor tributo que le podían hacer los jugadores a su compañero. "La carga emocional era evidente. Seguramente por eso nos ha costado meternos en el encuentro", reconoció Andoni Zubizarreta. El director deportivo del club se sumó en el minuto 22 de la primera parte al sentido aplauso de la hinchada, una iniciativa que creció durante la semana en las redes sociales.

La posición que hasta el sábado pasado, en Sevilla, venía defendiendo Abidal, en ausencia del capitán Puyol, lesionado, la ocupó Gaby Milito. Presente como nunca en el Camp Nou, Abidal ya sabe que su otro partido no lo va a jugar él solo.

Messi, Milito y Mascherano posan con las camisetas de apoyo a Abidal.
Messi, Milito y Mascherano posan con las camisetas de apoyo a Abidal.LLUIS GENE (AFP)
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS