Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inglaterra campeona del Seis Naciones

Los del XV de la Rosa pierden en Dublín 24-8 y se quedan sin 'Grand Slam' ni 'Triple Corona', pero ganan el torneo

Inglaterra llegó a Dublín con la posibilidad de ganarlo todo: el torneo, el Grand Slam y la Triple Corona. Al final solo se pudo llevar el primero, y gracias a que Gales perdió en París, por un abultado 28-9, cuando debía ganar por 26 puntos.

Inglaterra retrocedió tres años ante Irlanda. En la primera parte nada funcionó en el XV inglés; los delanteros hacían golpes fáciles para que Sexton anotara de tres en tres, las patadas de los medios se quedaban dentro y facilitaban los contragolpes de Bowe y Trimbell, fallaron los placajes y hasta Wilkinson ferró en una patada cuando saltó al campo. Por su parte, Irlanda bordó el partido. Los de verde recuperaron su mejor versión aguantando la posesión y siendo como cuchillos a la hora de atravesar la defensa contraria, además contaron con un inspirado Jonathan Sexton, que pasó con éxito todas las patadas que intentó menos una para luego ser nombrado como el hombre del partido. No parecía peligrar la consecución del título, puesto que la diferencia total de puntos que llevaron los ingleses a Dublín era mucha (+67), pero desde el principio se complicó conseguir el Grand Slam y la Triple Corona. Al final, las perdieron.

Para los irlandeses el partido contra Inglaterra nunca es un partido más. Si no ganan ellos, que gane cualquiera menos los ingleses. Con esa intención saltaron al césped del Aviva Stadium y a los 15 minutos del inicio ya mandaban 6-0 en el marcador. Se defendían atacando y tenían más ganas que los ingleses. En el minuto 20, O?Driscoll dio el primer aviso con un ensayo, pero el árbitro lo anuló por entender que el pase de Bowe fue hacia delante. Los del XV del Trébol se tuvieron que conformar con otros 3 puntos. El partido se torció definitivamente para Inglaterra seis minutos después. Tras fallar Toby Flood un golpe de castigo dentro de la 22 rival y no muy escorado, los irlandeses volvieron a lo que mejor hicieron en todo el partido, atacar. El medio de melé, Reddan, sacó rápido un golpe de castigo que acabó en las manos de Bowe dentro de la 22 inglesa y, tras un quiebro que mandó a dos defensas ingleses a la banda, plantó el oval sin más complicaciones.

A pesar de que Flood anotó un golpe de castigo, los ingleses parecían desconcertados. Con 14-3 en el marcador, David Wallace recogió un balón suelto y se escapó por la banda izquierda, tras ser detenido por tres ingleses, el medio melé, Ben Youngs, lanzó el balón a la grada. El gesto fue interpretado por el árbitro como anti-juego y expulsó diez minutos al inglés. Antes del descanso dio tiempo para Sexton ampliara la victoria estableciera el 17-3 en el marcador y el XV de la Rosa pidiera la hora.

Nada cambio en la reanudación. A los seis minutos, O'Driscoll anotó el segundo ensayo de Irlanda y Sexton lo transformaba. Tras esos cinco puntos, el segundo centro se convertía en el jugador que más ensayos ha anotado en la historia del Seis Naciones con 25 ensayos (tres en esta edición). El seleccionador inglés hizo cambios para evitar una derrota mayor; dio entrada a dos veteranos, Jonny Wilkinson y el pilier Steve Thomson. Fue Thomson el que aprovechó el único gran error de los rivales para anotar el único ensayo de Inglaterra. Tras una touch irlandesa, se adelantó y Reddan le dio el el balón a solo 30 metros de la zona de marca. Wilko falló la transformación. No era el día de los ingleses.

Tras esta jugada, los irlandeses no quisieron más sustos y se emplearon en defensa. Los ingleses contribuyeron a ella con constantes errores de pase, pero la defensa verde abortó todas las intentonas rivales. El marcador final 24-8 refleja con lo que pasó en campo, una Irlanda con mucho dientes y una Inglaterra de otro año. El XV de la Rosa perdió el partido, el Grand Slam y la Triple Corona, pero retuvo el campeonato gracais a la victoria de Francia sobre Gales.