Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Markel Irizar, el gregario de oro

El corredor guipuzcuano, que superó un cáncer en 2002, se ha proclamado campeón de la Vuelta a Andalucía

Markel Irizar (Oñati, Guipúzcoa; 1980) acaba de proclamarse campeón de la Vuelta a Andalucía. A pesar de ser la primera victoria importante en su carrera como profesional, ya en 2002 venció al cáncer. Ha corrido tres Giros (2006, 2007 y 2008) y otras tantas Vueltas (2005, 2006 y 2009). Hasta ahora su mayor logro, que no era menor, había sido el proclamarse campeón de la montaña en el Tour Down Under de 2010 de Australia.

Un cáncer de testículo, como le sucediera a Lance Armstrong, estuvo a punto de retirarle del ciclismo. Empezó a correr como amateur en el Olarra, cantera del Euskatel. Después de la última carrera de la temporada 2002, ya con la promesa de Miguel de Madariaga (responsable del equipo vasco) de convertirse en profesional, le dieron la terrorífica noticia. Pero venció el pulso y, en 2004, pasó a formar parte del equipo profesional del Euskaltel, hasta que en 2010 se fue al RadioShack del propio Armstrong.

Su relación con el heptacampeón del Tour empezó cuando le diagnosticaron la enfermedad al corredor estadounidense. Irizar, con 17 años, le mandó una carta a Armstrong deseándole una pronta recuperación. Este no solo le escribió cuando se hizo público que el vasco también debería sufrir las penalidades de un cáncer, sino que le hizo un guiño especial en su última victoria en el Tour, al escribir una dedicatoria en un libro de ruta la ronda gala.

Madariaga hizo profesional a Irizar antes de que tuviera el alta médica y afirma que, además de su excelente carácter, Markel es un gran deportista de equipo. Se defiende en la contrarreloj y es muy fuerte físicamente, según afirman los técnicos. Pero sobre todo se hace querer por sus compañeros. Así lo ha demostrado tras su victoria en Andalucía. Sus primeras palabras después de proclamarse campeón en Andalucía han sido para agradecer el trabajo de sus compañeros: "Estoy muy feliz con la victoria, pero aún más por el modo en el que los compañeros trabajaron para mí durante estos cuatro días". A pesar de la victoria, no tendrá problemas en volver a su papel de gregario en la París-Niza, entre el 6 y el 13 de marzo. "Trabajaré para Levi Leipheimer, Andreas Kloden y Jani Brajkovic", aclara.

La victoria de Irizar se ha celebrado a lo grande en el RadioShack. Pedro Celaya, médico del equipo, aseguró: "Hemos gozado todos con la victoria de Markel. A todo el equipo le ha hecho mucha ilusión y sus compañeros han estado muy felices de devolverle el trabajo que normalmente hace él por ellos". Y Johan Bruinel, director técnico del RadioShack, confirmó lo que ya sabían en el Euskaltel: "Muchos pensaban que le fichábamos porque había tenido la misma enfermedad que Lance, pero es un buen corredor. Es el compañero de equipo perfecto, siempre listo para trabajar para otros, nunca se queja y siempre sonríe". Hoy, con más motivos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.