Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caja Laboral pierde el liderato tras una derrota agónica

El Caja Laboral ha dilapidado sus opciones de terminar primero del grupo en el Top 16 de Euroliga tras ceder una agónica derrota en la pista de Panathinaikos por 76-74. Los vitorianos han tenido en las manos de San Emeterio la posibilidad de forzar la prórroga, pero el cántabro ha errado los dos tiros libres cruciales que hubieran llevado al partido al tiempo añadido.

Los de Ivanovic se quedan a una victoria de los griegos y deberán esperar un error del Panathinaikos si quieren lograr el billete para los cuartos de final como primeros de grupo. El Caja Laboral ha sobrevivido con seis triples en un primer cuarto en el que ha sido incapaz de anotar una canasta de dos puntos. Desde el perímetro ha capeado un parcial de 11-0 que ha disparado al Panathinaikos 14-3 en los primeros cinco minutos.

Panathinaikos 76 - Caja Laboral 74

Panathinaikos: Diamantidis (7), Sato (6), Fotsis (22), Perperoglou (10) y Batiste (12); Tsartsaris (2), Nicholas (12), Tepic (2) y Vougioukas (3).

Caja Laboral: Huertas (17), Oleson (0), San Emeterio (19), Teletovic (8) y Barac (0); Bjelica (0), Logan (21), Batista (7), Sow (2) y Ribas (0).

Los cuatro triples de San Emeterio, unidos a los de Logan y Huertas han servido para contener a los griegos en el minuto 10, 21-18. Después de 14 minutos Batista ha logrado la primera canasta de dos de un Caja Laboral que se ha aferrado a acciones individuales para no salirse del partido antes de tiempo. Once puntos de Logan en el segundo acto han sido cruciales para mantener a los vitorianos y un triple de Teletovic les ha puesto por delante de forma efímera, 36-39 en el minuto 19, aunque el Panathinaikos se ha ido al descanso con una mínima renta, 40-39.

La reanudación ha arrancado sin que ninguno consiguiera despegarse hasta que los de Ivanovic se han desconectado tres minutos, castigados por el Panathinaikos con un 10-0 en contra y que ha abierto el marcador 55-46. El Caja Laboral ha arrancado el cuarto decisivo nueve puntos por debajo, 59-50, y en dos minutos ha llegado a situarse a solo uno de un desorientado equipo griego. La dirección de Huertas y el acierto anotador del brasileño, doce puntos, le han permitido llegar con aspiraciones de triunfo a la jugada final, tras dos tiros libres del base, 74-74. Batiste ha sentenciado finalmente con otros dos lanzamientos, pero San Emeterio ha tenido en sus manos la posibilidad de forzar la prórroga y ha llegado el crucial error en el momento más inoportuno.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.