Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
ATLETISMO | OOPERACIÓN GALGO

Nuria Fernández: "Mi madre pensó que estaba detenida y eso te destroza"

La campeona europea de 1.500 metros, que declaró el jueves en la Operación Galgo, pide a los medios rigor informativo

La Operación Galgo persigue a los atletas españoles allá donde vayan. Hoy les ha tocado el turno a Nuria Fernández, Chema Martínez, Arturo Casado y Jesús España, que han participado en las instalaciones del INEF en el coloquio Preparando el éxito, y no han podido evitar las preguntas sobre el dopaje en el atletismo en general y el caso abierto que tiene la Guardia Civil en el que hasta el momento están imputadas siete personas , entre ellos Marta Domínguez . La más cuatelosa ha sido Nuria Fernández, campeona de Europa de 1.500 metros. La atleta no ha querido pronunciarse sobre los efectos de la Operación Galgo contra el dopaje en el atletismo pero sobre todo ha pedido rigor informativo. "Mi madre pensó que estaba detenida y eso momentáneamente te destroza", ha explicado sobre las primeras informaciones que salieron cuando saltó la noticia el jueves pasado y tras ser interrogada por la Guardia Civil. La atleta no fue detenida ya que no constaba su participación en la red de distribución de sustancias dopantes

"El caso está abierto y hay que esperar, pero las informaciones que no son ciertas hacen daño. Cuando se destapó el asunto mi madre me llamó mientras entrenaba porque pensaba que estaba detenida y me comentó que había dicho Sara Carbonero que me había dopado", ha narrado Nuria Fernández, que participó en las instalaciones del INEF del coloquio Preparando el éxito, junto a los atletas Chema Martínez, Arturo Casado y Jesús España.

La atleta madrileña, que se entrena con Manuel Pascua Piqueras, uno de los protagonistas destacados en la Operación Galgo por su larga trayectoria como técnico, se ha negado a comentar al final del coloquio la situación creada por la intervención de la Guardia Civil. "Espero que se contrasten unas informaciones que momentáneamente te destrozan, que te dejan el cuerpo de jota", se ha limitado a indicar la medallista de oro en los Europeos de Barcelona.

Jesús España se ha mostrado partidario de que el proceso "se aclare cuanto antes" y no ha dudado en posicionarse sobre los casos de dopaje en su deportes: "El que lo haya hecho que lo pague con una sanción". Además, el subcampeón de Europa de 5.000 ha querido dejar claro que "la mayoría del atletismo español está limpio, no está sucio".

Arturo Casado, oro en Barceloa en la prueba de 1.500, ha vuelto a pronunciarse de forma clara y tajante sobre el tema. "Alzo la voz por los muchos atletas que creemos en la limpieza de nuestro deporte, ya que es injusto que nos salpique. El que hace trampas nunca sentirá el orgullo del éxito".

También ha hablado Chema Martínez, otro de los medallistas en Barcelona, con plata en maratón, que ha recalcado que lleva "lidiando" con este tema durante los últimos días . "No nos pueden meter a todos en el mismo saco ni podemos pensar que todo el deporte está contaminado. No todos tenemos que llevar la duda. Los hay tramposos y los que no llevan ese camino". El maratonista madrileño ha recordado que los atletas ya han mostrado su repulsa de manera conjunta a través de un comunicado. "No se puede generalizar, pero para el que haga trampas soy partidario de sanciones ejemplarizantes, y de quitarle las medallas y los récords. A quien roba en un banco luego no le puedes poner a trabajar en un banco".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.