Blanco liquida al Madrid

Un gran partido del escolta da el triunfo al Unicaja en la Euroliga

Un gran partido de Saúl Blanco, especialmente en los últimos instantes, decantó anoche el triunfo malagueño ante el Real Madrid en el Martín Carpena, victoria que les sirve para reengancharse en la lucha por la segunda posición del grupo B, lugar que actualmente ostenta el equipo de Messina con las mismas victorias y derrotas.

Y eso que el comienzo fue prometedor para los blancos. Amparados en la garra de Llull -suyos fueron 11 de los primeros 13 puntos visitantes-, el Madrid, con Suárez recuperado para la causa, tomó la iniciativa en el electrónico y desplegó un juego físico que atenazó al bando local. Solo Freeland pareció saltarse el guión de Messina y castigó a los pesados pívots madridistas con lanzamientos efectivos desde la bombilla de la zona. Con el Unicaja desacertado desde la larga distancia y sin sus estrellas, McIntyre y Printezis, por diversas causas, la aportación del interior inglés cajista se antojó clave para capear el temporal hasta el descanso, intermedio en que el Madrid se plantó por delante tras dominar con relativa facilidad la dirección del choque (33-39, m. 20).

UNICAJA 75 - REAL MADRID 71

Unicaja (16+17+14+28): Blakney (13), Tripkovic (9), Jiménez (5) Blanco (17), Freeland (15)- cinco inicial- Freire (0), Rodríguez (3), Baptist (0), Rubio (0), Archibald (11), Barrera (2).

Real Madrid (20+19+16+16): Rodríguez (0), Llull (16), Suárez (6), Tomic (10), Reyes (4)- cinco inicial- Prigioni (6), Velickovic (8), Garbajosa (5), Mirotic (3), Fischer (2) y Tucker (11).

Árbitros: Jungebrand (FIN), Rocha (POL) y Sinisa (CRO).

Eliminaron por cinco faltas personales a Rodríguez, minuto 40. Incidencias: Partido correspondiente a la séptima jornada del grupo B de la Euroliga disputado en el Palacio de los Deportes, José María Martín Carpena ante 10.000 espectadores.

Con el envite convertido en un quiero y no puedo para los andaluces, los visitantes ahondaron en la herida y aumentaron las rentas. Cada amago de remontada local era fulminado de inmediato por un triple del Madrid. El cuadro de Messina continuaba ampliando las diferencias, punto a punto, a través de los desajustes defensivos creados por Tomic y Velickovic, muy superiores en estatura a sus pares, hasta colocar la máxima ventaja (41-51, m. 28).

El partido parecía morir con trágico desenlace para el Unicaja. La súbita puesta en escena de Tripkovic (tres triples casi consecutivos) recortó las distancias y añadió picante a una plantilla, la de Aíto García Reneses, que comenzó a creer en la victoria. A falta de cuatro minutos para el final, con el Carpena convertido en una caldera, Tucker cometió una antideportiva sobre Saúl Blanco. Ahí se apagó el Madrid. Clavado en 69 puntos, incapaz de anotar una canasta hasta el último minuto, los blancos encajaron un parcial 9-2 con Blanco (17 puntos) erigido en el héroe de la noche.

Un triple de Berni y dos tiros libres del ex de Fuenlabrada sellaron el triunfo malagueño, que da caza al Madrid, aunque los blancos tienen ganado el average particular. El próximo asalto entre ambos conjuntos será mañana en la Caja Mágica (18.00, Teledeporte). Esta vez en la ACB. Caprichos del calendario.

Lo más visto en...

Top 50