Siena agudiza los males del Barça

El equipo azulgrana, sin chispa y sin Navarro, naufraga ante un rival muy superior

El Regal Barça naufragó en Siena. Perdió y, más allá de la derrota, jugó mal, especialmente en una segunda parte en la que sus jugadores dieron una clara y poco habitual sensación de impotencia. Sucedió ante un rival notable, que solo falló dos de sus 13 primeros tiros, que demostró oficio y habilidad en su estrategia, en un compromiso en el que se echó de menos a los lesionados Navarro y Basile.

Por si no fuera suficiente, el Regal Barcelona falló sus cuatro primeros triples y no estuvo al nivel de revoluciones necesario para mantener el pulso (19-10). McCalebb, un base americano que ya lució el año pasado en el Partizán, Rakovic, un pívot serbio con discreto cartel, y Zisis y Kaukenas, un base griego y un alero lituano con amplia experiencia en varios clubes europeos, camparon a sus anchas frente a una desacostumbrada defensa azulgrana, por lo floja y vulnerable que se mostró.

SIENA 76 - BARCELONA 67

Montepaschi Siena: McCalebb (21), Kaukenas (9), Moss (4), Stonerook (0), Rakovic (13) -equipo inicial-; Zisis (6), Carraretto (8), Lavrinovic (11), Ress (2), Aradori (2) y Moss (4).

Regal Barcelona: Sada (4), Lakovic (9), Mickeal (15), Morris (0), Ndong (9) -equipo inicial-; Ricky Rubio (4), Perovic (4), Vázquez (0), Ingles (5), Lorbek (15) y Grimau (2).

Árbitros: Jungenbrand, Boltauzer y Latisevis.

Palaestra de Siena. 4.893 espectadores.

Frente al cúmulo de dificultades, el equipo de Xavi Pascual acertó a superarse solo puntualmente, entre el final del primer cuarto y el inicio del segundo. La irrupción de Ricky Rubio y del flamante fichaje, el alero australiano Joe Ingles, consiguió cambiar la dinámica del juego. Un par de robos de balón, un triple de Ingles, y el Barça se puso por delante (30-31) y por momentos recordó que está decidido a defender él título que logró en París, este año en el Palau Sant Jordi.

La misión del Barça en esta primera fase es cada vez más clara y perentoria. Su nivel de juego, por muy diferentes motivos y tras haber dado cuenta de los Lakers, ha descendido durante este principio de temporada. El Fenerbahçe le pasó la mano por la cara en el Palau Blaugrana, donde también cayó en la ACB ante el CAI. En esta tesitura, la derrota ante el Montepaschi y sobre todo la impotencia que evidenció para neutralizar su ataque, muchas veces con cinco jugadores abiertos, agudiza el preocupante comportamiento de un equipo en el que son muchos los jugadores que muestran un notable descenso en su rendimiento.

El partido quedó visto para sentencia nada más dar inicio el último cuarto (70-55). Carreretto se añadió al festival ofensivo del Montepaschi, que movió el balón con más soltura y se mostró mucho más punzante en ataque. El Barcelona fue peor en todo, especialmente en los triples, con un pobre 18% de acierto: 4 aciertos en 22 intentos. Al final, al Barça, con Lorbek, Ndong y Mickeal como principales valedores, no le quedó otra alternativa que luchar por reducir la diferencia a toda costa dado que es posible que tenga que luchar con el Montepaschi y el Fenerbahçe, sus verdugos, por los dos primeros puestos de grupo y afrontar en mejor situación el Top 16.

Micheal lucha por el balón con Stonerook en un lance del partido.
Micheal lucha por el balón con Stonerook en un lance del partido.AFP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS