Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cuentas de Alonso para ser campeón

Si Webber gana en Abu Dabi el español necesita acabar segundo; si el que gana es Vettel y el australiano es segundo, le bastaría con un cuarto puesto

Red Bull cumplió su palabra en Interlagos y no hubo órdenes de equipo para que Mark Webber adelantara a su compañero Sebastian Vettel, al contrario de lo que hizo Ferrari en el pasado Gran Premio de Alemania, en el que Felipe Massa frenó para que Fernando Alonso consiguiera el triunfo. El resultado de Brasil, teniendo en cuenta el dominio de los Red Bull, ha sido satisfactorio para el piloto español, que lograría su tercer título del mundo si en la última carrera, la de Abu Dabi el próximo domingo, consigue el segundo puesto.

El asturiano encabeza la clasificación general del Mundial con 246 puntos. Le siguen Webber, con 238, Vettel, con 231 y, ya muy alejado, Lewis Hamilton con 222. De esta forma, si Webber ganara en Abu Dabi, lo que le daría 25 puntos, obligaría a Alonso a ser segundo (18), pues los 15 puntos del tercer puesto no le bastarían.

En caso de reproducirse el resultado de hoy, con Vettel ganando la carrera (y ya lo consiguió hace un año en Abu Dabi), y Webber escoltándole, a Alonso sí le valdría no ya repetir el tercer puesto, sino ser cuarto. Porque siendo cuarto, empataría a puntos con Webber (256) lo que beneficiaría al asturiano al haber ganado más carreras (cinco por cuatro). Visto lo visto, a Red Bull, si quiere seguir aspirando al título, solo le vale que Webber venza en Abu Dabi, con o sin órdenes de equipo. Esperar que se multipliquen las carambolas para que Vettel gane el Mundial sería un suicidio para el equipo.

Siendo quinto se proclamaría campeón siempre que no ganen ni Webber ni Vettel. Siendo sexto siempre que Webber no sea primero ni segundo y que no gane Vettel. Siendo séptimo u octavo siempre que Webber no esté entre los tres primeros y que no gane Vettel. Siendo noveno siempre que Webber no esté entre los cuatro primeros y que Vettel no sea primero ni segundo. Siendo décimo siempre que Webber no esté entre los cinco primeros y que Vettel no sea primero ni segundo.

Sin puntuar, siempre que Webber no esté entre los cinco primeros, que Vettel no sea primero ni segundo y que no gane Hamilton.

Quien hoy ha enterrado sus posibilidades, digan lo que digan las matemáticas, es Hamilton, que queda a expensas de una carambola impensable, que le llevaría a ganar en Abu Dabi y esperar que ni Alonso ni Webber hagan podio. Demasiado para el británico.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.