La Candidatura Ibérica al Mundial 2018, en entredicho

La FIFA investiga un posible acuerdo con Qatar para intercambiar sus apoyos.- España y Portugal niegan las acusaciones procedentes de Inglaterra, que también aspira a albergar la cita mundialística

Una semana después de que la FIFA suspendiera de forma provisional a dos de sus miembros, sospechosos de haber sido sobornados, el escándalo ha salpicado de lleno a la candidatura ¡bérica (formada por España y Portugal) para organizar el Mundial de 2018.

La FIFA, a raíz de las informaciones publicadas principalmente en el Reino Unido sobre un posible acuerdo con Qatar, abrió un expediente informativo y dio de plazo hasta ayer miércoles a las 18 horas para que la candidatura ibérica presentara sus alegaciones. "En tiempo y forma hemos respondido al requerimiento de la FIFA con el ánimo de prestar la máxima colaboración y que no quede duda alguna de que nuestro comportamiento ha sido en todo momento correcto", aseguró Miguel Ángel López, director general de la candidatura.

López restó importancia a este expediente y consideró que las opciones para conseguir la organización del Mundial siguen intactas. "Lo importante es que nosotros ya hemos hecho el trabajo con estadios de primer nivel, comunicaciones y transportes ya disponibles y una capacidad organizativa contrastada. Ese es nuestro mejor aval".

El Sunday Times publicó que dos miembros del comité ejecutivo de la FIFA, de momento suspendidos hasta que se aclare el asunto, habrían pedido dinero a cambio de sus sufragios. Además la FIFA reconoció que había abierto un expediente informativo sobre los presuntos acuerdos alcanzados entre los aspirantes, algo que prohíbe la organización. Aunque la FIFA no señala a ninguna candidata en concreto, López reconoce que se trata de la propuesta ibérica y de Qatar, que aspira a organizar el Mundial de 2022. España y Portugal se han apresurado a desmentir tales acusaciones, aunque sí han confirmado que se ha abierto un expediente informativo contra ellas. "No tenemos ningún miedo porque no hemos hecho nada mal", ha dicho Miguel Ángel López.

El Comité Ejecutivo de la FIFA, en el que está el español Ángel María Villar, que también preside el Comité Organizador de la Candidatura Ibérica, se reúne hoy y mañana en Zúrich e incluso se plantea aplazar la votación del Mundial 2022 y reducirla solo a la cita de 2018. Ambas están previstas para el 2 de diciembre en la ciudad suiza. De momento no se ha determinado el sistema de votación, aunque todo apunta a que se haga en base a la mayoría absoluta.

La Candidatura Ibérica se puso ya la semana pasada a disposición de la FIFA, asegura su director general, que contestó el miércoles pasado por fax al expediente abierto por el organismo. "Hemos prestado la máxima colaboración para la investigación y estamos seguros de que el expediente se quedará en nada", ha subrayado López.

Por su parte, el presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, ha manifestado que "hay gente nerviosa porque conocen las posibilidades de España-Portugal. Lo que está haciendo Angel María Villar es conseguir apoyos, lo mismo que todos los candidatos, algo que es lícito, legal, admisible, apaudible... . Si queremos atacar a una candidatura ganadora, todo vale, pero no es así", ha explicado.

La pasada semana el organismo ya anunció que "la posición oficial es que la Comisión de Ética ha decidido abrir una investigación a dos candidaturas", pero en ningún momento llegaron a revelar a cuáles se referían. Las sospechas sobre la Candidatura Ibérica y la de Qatar surgieron tras la rueda de prensa que ofrecieron en Zúrich los directivos de FIFA.

Entonces, la Comisión de Ética anunció la suspensión provisional durante 30 días de dos miembros del Comité Ejecutivo, que presuntamente ofrecieron su voto a cambio de dinero. Cuando el presidente de la mencionada comisión, Claudio Sulser, fue preguntado sobre si miembros de las candidaturas investigadas habían acudido a la reunión, éste pareció no entender la pregunta. El secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, le insinuó en voz baja que preguntase por España-Portugal y Qatar. Una frase apenas audible, pero que algunos asistentes afirmaron haber escuchado.

Desde Inglaterra se ha denunciado con insistencia la presunta trama de corrupción. El primero fue The Sunday Times, que apuntó al vicepresidente de la FIFA, Reynald Temarii, y al dirigente de la Confederación de Fútbol de Oceanía y miembro del Comité Ejecutivo, Amos Adamula, a los que acusó de ofrecer su voto su voto a cambio de dinero.

España y Portugal compiten con Rusia, Inglaterra, y la alianza Bélgica-Holanda por el Mundial de 2018, mientras que Qatar lo hará con Japón, Corea del Sur, Australia y Estados Unidos por organizar el de 2022.

Ángel María Villar, en una imagen de archivo.
Ángel María Villar, en una imagen de archivo.EFE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS