Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GOLF

Una novata releva a Figueras-Dotti

Después de 16 años, Beatriz Recari es la segunda golfista española que gana en el circuito estadounidense

Se llama Beatriz Recari, es navarra y tiene 23 años. Desde ayer, es la segunda golfista española que gana un título en el circuito estadounidense. Su victoria en el CVS Challenge de Danville, en California, es la primera victoria del golf femenino español desde la histórica de la pionera Marta Figueras-Dotti el 19 de febrero de 1994 en el Open de Hawai. Ha llovido muchísimo desde entonces, ha cambiado para siempre el mundo del golf y ahora son cuatro las jugadoras españolas que compiten en el circuito estadounidense: Tania Elosegui, Azahara Muñoz, María Hernández y Beatriz Recari, todo un récord de representación porque como máximo coincidieron dos golfistas al otro lado del océano.

"¡Han pasado 16 años! Ya me hubiera gustado que alguien hubiera ganado antes", contaba ayer Figueras-Dotti, ahora entrenadora de los equipos nacionales. "Durante años yo fui la única española que jugaba en Estados Unidos, así que las posibilidades de éxito eran muy pocas. Pasarse a profesional entonces en España era muy difícil. Primero porque el golf todavía se consideraba un deporte muy elitista, y segundo porque no se veía muy bien que una mujer se dedicara a eso. Ahora hay muchas más jugadoras amateurs que van a pasarse a profesionales, como Carlota Ciganda, ahora están mucho más preparadas".

Figueras-Dotti dirige los pasos de Tania Elosegui y María Hernández. Para ello no necesita ni siquiera estar en el mismo país. Con las nuevas tecnologías puede seguir cada paso de sus jugadoras desde su despacho. "La preparación es mucho más alta, hay más medios, más tecnologías. ¡Yo tardé nueve años en ganar en el circuito estadounidense y Beatriz ha ganado ya, en su primer año!", explica.

Recari se dedicó en cuerpo y alma a los palos del golf a partir de los 11 años, cuando aparcó el solfeo y el piano. Luego estudió en la Universidad de Pamplona, tuvo un profesor en el País Vasco, viajó también a Australia a mejorar su técnica... Y ahora vive en Miami con su primer título bajo el brazo. Así la ve Figueras-Dotti: "Beatriz no fue una persona que destacara tanto en el equipo nacional. Al principio era muy peculiar con su swing, ahora es más ortodoxa. Técnicamente no era buenísima, sino que su fuerte es la mente. Empezó a trabajar en Australia con los cambios técnicos y mejoró mucho. Es muy disciplinada en su trabajo, tiene muy buena cabeza, aunque no es una pegadora fuerte".

El primer título tras Dotti ha llegado de la mano de Recari como pudo hacerlo de los golpes de Azaraha Muñoz, Tania Elosegui o María Hernández. Recari había disputado 14 torneos hasta ahora en el circuito americano. En 10 ni siquiera pasó el corte. En dos acabó entre las 10 primeras.

El golf femenino español ya no es un reducto de pioneras lanzadas a la aventura. "En el 94 todo era dificilísimo, distinto. Mi título tuvo mucha menos repercusión de que lo que creo que debería haber tenido, porque había ganado ya el Open Británico. Pero la imagen que tenía el golf... no era un deporte público como ahora". Ahora parte de la mejor cantera española se forma incluso en Estados Unidos, donde los jugadores pueden compaginar sus estudios mayores con un circuito universitario que permite formarse al mismo tiempo que competir.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.