Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Arteche nació central

El fútbol despide a Juan Carlos Arteche, fallecido en Madrid a los 53 años víctima de un cáncer.

Cuando un chicarrón del norte, o del centro, o del sur, pero sobre todo del norte, se decidía a jugar al fútbol tenía tres posibilidades: o ser portero, si andaba bien de reflejos, o ser central si la fiereza acompañaba su carcasa muscular, o ser delantero centro si el gol le hacía un guiño. En otros puestos flaqueaba y tarde o temprano el entrenador de turno le pondría en la espalda el 1, el 5 o el 9.

Arteche nació central. Bastaba mirar su estructura, la largura de sus huesos, su pecho, su nariz poderosa, sus músculos y ya pasado el tiempo, su bigote que le daba ese porte de clásico central escocés de la época. Y ahí se quedó, en el hueco del área, en la cueva que comenzó a gobernar en el Racing con el que debutó en Primera División en 1975 guardando las espaldas de tipos más habilidosos, más flaquitos, como Marcos o Quique Setién.

El ex jugador del Racing y del Atlético fue el cuarto jugador que más veces vistió la camiseta rojiblanca en Liga, en 308 encuentros en 11 temporadas, por detrás de Adelardo (401), Tomás (367) y Collar (338)

Nacido en Maliaño, Cantabria, el 11 de abril de 1957, llegó al Atlético en 1978.

Al chicarrón de Maliaño se le quedó pequeña aquella cueva del Racing y recaló en el Manzanares con 21 años, y allí habitó 11 temporadas. Junto al brasileño Luiz Pereira construyó la muralla del miedo. El brasileño era mastodóntico, con aquellos pies gigantescos, pero fiel a su origen era un jugón y necesitaba un buen guardaespaldas, un Juan Sin Miedo que corrigiera errores y de paso le limpiara el camino de rivales.

Nunca fue Arteche un central elegante. Ni lo quiso ser. La fuerza era su argumento, tanto con Luiz Pereira como con Andoni Goicoetxea, a quien acompañó después en el tramo final de la carrera de ambos en el Atlético. Jesús Gil aseguró que esa barrera sería infranqueable, y definió a Arteche como un representante del "genuino espíritu rojiblanco".

Arteche ha fallecido hoy en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, víctima de un cáncer, un rival indestructible. Su último rival. Se lo ha llevado con una Copa del Rey y una Supercopa (ambas en 1985) en el zurrón y siendo el cuarto futbolista con más partidos de Liga en el Atlético (308). El último regate le salió mal. Tanto el Racing como el Atlético lamentaron la pérdida de este singular futbolista.