Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Objetivo: evitar otro 'alcorconazo'

El Athletic se enfrentará al equipo de Anquela en dieciseisavos de final de la Copa del Rey

No cayó ayer ningún premio gordo entre los equipos vascos que entraron en el sorteo de la tercera ronda de la Copa del Rey, pero sí hubo algún que otro emparejamiento jugoso. Es el caso del Athletic, que se enfrentará a un equipo de Segunda muy especial. Tanto que eliminó al Real Madrid la pasada temporada en la misma competición. Se trata, claro está, del Alcorcón, que recibirá a los de Caparrós el 27 de octubre en Madrid y el 10 de noviembre acudirá a La Catedral.

La goleada con la que los de Juan Antonio Anquela castigaron al Madrid acudió ayer a la memoria de jugadores, directivos y técnicos rojiblancos. Así, el presidente del Athletic Club, Fernando García Macua, recordó ayer que en la Copa "nadie regala nada" y el refrán que advierte de que "no hay enemigo pequeño". Macua, que elogió la "capacidad competitiva" demostrada por los madrileños el año pasado —el episodio fue bautizado como el alcorconazo— admitió que "va a costar pasar la eliminatoria".

Por su parte, Caparrós manifestó su deseo de no repetir la derrota del Madrid, pero tampoco la eliminación que sufrió el Athletic por parte de otro equipo madrileño, el Rayo Vallecano. No obstante, el técnico reconoció que ahora en la cabeza de sus jugadores "sólo está el Barcelona", rival del sábado en San Mamés. Jugadores como David López, Gorka Iraizoz o Andoni Iraola coincidieron en señalar que el emparejamiento es "complicado". Sobre todo, destacaron el hecho de que el equipo sea "muy compacto" y porque es un recién ascendido. El equipo rojiblanco tiene un punto estadístico a su favor: Sólo ha caído ante dos de los quince rivales de Segunda a los que se ha enfrentado en la Copa en los últimos 25 años.

Por otro lado, el sorteo dejó muy buen sabor de boca al Real Unión, que se enfrentará al Sevilla, vigente campeón copero. De hecho, el presidente del equipo, Ricardo García, señaló ayer que la visita de su adversario al Stadium Gal será "una buena opción para ver grandes futbolistas y convertirlo en un día de fiesta para el club". En la mente de todos los seguidores está la hazaña de hace dos años, cuando eliminaron al Real Madrid, aunque más tarde cayeron ante el Betis.

El Portugalete, único equipo de Tercera presente en el bombo del sorteo, se quedo con ganas de más pese al "premio" que le supone poder enfrentarse a un rival europeo. Le tocó el Getafe. "Esperábamos tener un poco más de fortuna, creo que el Getafe es el que menos tirón tiene y nos da un poco de tristeza", se dolió el entrenador, Javi Luaces.

Por su parte, el vicepresidente del club jarrillero, Oscar Egaña, apuntó que, "dentro de la mala noticia" que supone no poder enfrentarse a uno de los dos grandes de la Liga, "igual hay posibilidades" de apear a un rival con el que existe cierto ánimo de revancha deportiva después de que su filial le apartara del ascenso a Segunda B hace apenas tres meses.

La Real, por su parte, se medirá al Almería, en uno de los cuatro partidos entre equipos de Primera que deparó el sorteo. La ida será el próximo 27 de octubre en Anoeta y la vuelta el 10 de noviembre en Juegos Mediterráneos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.