TENIS

Sánchez Vicario y Conchita Martínez muestran su apoyo a la 'Armada española' femenina

Un grupo de 53 tenistas y ex tenistas escriben un comunicado en contra de la actuación de la Federación

Aranrtxa Sánchez Vicario, Conchita Martínez y Virginia Ruano son algunas de las 53 tenistas y ex tenistas que han querido dar su apoyo a las seis jugadoras españolas que se han negado a participar en la Copa Federación 2011. A través de un comunicado, en el que figuran sus nombres junto con los números del documento nacional de identidad, muestran "de manera pública" su total apoyo a las componentes de la 'Armada española' y señalan que "aprovechan la ocasión para denunciar la apatía general que ha mostrado la Federación Española con el tenis femenino en los últimos años".

La semana pasada Lourdes Domínguez, Arantxa Parra, Nuria Llagostera, Carla Suárez, María José Martínez y Anabel Medina anunciaron su intención de no participar en la Copa Federación del próximo año por desacuerdos con la Federación Española de Tenis. "Hemos intentado que la Federación sea consciente de nuestras reivindicaciones", señalaron en una carta que entregaron a José Luis Escañuela, presidente federativo. "Pero se ha demostrado que no hay ningún interés en el tenis femenino español".

La Federación se comprometió a que el campeonato de España no perdiera su nivel -sus premios han caído un 33%- y a que no se rompa la preparación del Open de Australia. También a que se disputara el Masters Femenino español, a que se hiciera realidad la estructura médica para el tenis femenino, y a que no se pierdan torneos ITF y WTA, -porque al menos siete no seguirán-. Y finalmente, llegaron al acuerdo de que se iba a invertir 200.000 euros en el desarrollo de un plan director, que aún no existe, además de que se les iba a facilitar las pistas necesarias para entrenarse.

Tras casi un año después de que se llegara a este compromiso por parte de la Federación, las tenistas consideran que no se ha cumplido nada de lo pactado.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS