Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España salta a la cancha vasca

La selección de baloncesto juega en Vitoria tras 22 años de ausencia

La última vez que la selección española de baloncesto jugó en Euskadi fue en junio de 1988. El equipo del desaparecido Antonio Díaz Miguel preparaba el Preolímpico de Holanda cuando visitó el pabellón bilbaíno de La Casilla. Frente a ellos, el conjunto estadounidense, que ganó 109-87. Para situar el último encuentro oficial aún hay que retroceder más, hasta 1975. Aquel año España jugó contra Canadá como preparación del Europeo de Yugoslavia y también perdió. Un triangular previo al próximo Mundial de Turquía ?del 28 de agosto al 12 de septiembre? junto a Lituania y Eslovenia le devolverá este fin de semana al País Vasco.

La resolución aprobada el pasado 16 de noviembre por el Parlamento vasco abrió la puerta a peticiones que alejaron la propuesta del plano teórico. El Ayuntamiento de Barakaldo pidió un partido sub 21 de fútbol, la Federación vasca de Baloncesto reclamó este triangular y Getxo solicitó una etapa de la Vuelta Ciclista a España, que todo apunta a que tras más de 34 años pasará por Vitoria y Bilbao en 2011. El plantel español, actual campeón del mundo, llega liderado por Sergio Scariolo, recordado por su eficaz dirección del Tau entre 1997 y 1999. El Buesa Arena acogerá hoy el primero de los choques entre Eslovenia y Lituania (20.00), dos serios adversarios con grandes opciones de colgarse una medalla en Turquía. Tras el decepcionante papel que jugaron en el pasado europeo, los lituanos están inmersos en una profunda renovación, aunque no empiezan con buen pie. La ausencia de su gran estrella, Linas Kleiza, puede ser un duro golpe.

Una manifestación recorrerá la capital alavesa poco antes del partido de mañana

Los eslovenos, por su parte, tienen en Beno Udrih y Goran Dragic sus grandes bazas. La vuelta de la selección nacional, que coincide con las fiestas de La Blanca, ha suscitado la protesta de Esait, una plataforma que promueve la oficialidad de las selecciones vascas apoyada por EA y Aralar, que ha convocado mañana una manifestación por las calles de Vitoria. El colectivo considera el evento una "imposición" que "niega la identidad vasca". El alcalde de la capital vasca, Patxi Lazcoz, acusó a la plataforma de "politizar el deporte", algo que, en su opinión, "roza el ridículo". En la misma línea, el Gobierno vasco recordó ayer que el torneo "es deporte, no política". España jugará con Lituania mañana y el domingo con Eslovenia.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.