Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MUNIDIAL SUDÁFRICA

Messi despeja las dudas

Si hay un hombre sobre el que han estado puestas todas las miradas durante el debut de Argentina en el Mundial de Sudáfrica, ese es Leo Messi . Cada vez que el delantero del Barcelona juega con su selección debe soportar la doble presión de ser comparado con su técnico, Diego Armando Maradona, y de que se le exija que alcance el nivel de juego que ofrece cuando viste de azulgrana. Ninguna de las dos cosas es fácil. La primera porque su seleccionador, además de ser uno de los mejores jugadores argentinos de todos los tiempos, le dio a su país lo único que Leo aun no ha conseguido: una Copa del Mundo. La segunda porque el Barça es un equipo hecho y ganador que permite a la Pulga alimentarse del juego del mejor centro del campo que existe actualmente.

Messi debutó con la selección absoluta el 17 de agosto de 2005 en un partido contra Hungría. Con el encuentro jugado hoy frente a Nigeria, el futbolista ha vestido la camiseta argentina en 47 ocasiones, en las que ha marcado 13 goles. Ganó el Mundial Sub 20 en 2005 -fue el máximo goleador con seis tantos- y los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008. En 2007 perdió contra Brasil (3-0) la final de la Copa de América. Antes, en las semifinales, dejó para el recuerdo un espectacular gol de vaselina anotado frente a México. Su presencia en los Juegos de Pekín supuso un conflicto entre la Federación de Argentina y el Barcelona, que no pudo contar con él en dos partidos en los que se jugaba su clasificación para la Liga de Campeones. Por eso, a Messi de todas las críticas que recibe cada vez que viaja con su selección, las que más le duelen, son las que le achacan una supuesta falta de compromiso con sus colores.

Tampoco ha sido fácil para el futbolista la relación con Maradona, que desde que se hizo cargo del combinado no ha dejado de presionarle y de enviarle mensajes contradictorios sobre su peso en el mismo. Messi, que ya estuvo en 2006 en Alemania y que con frecuencia ha manifestado lo importante que sería para él ganar un Mundial con Argentina, ha sido esta tarde el mejor de su selección en su victorioso debut en Sudáfrica . Ha participado en casi todas las jugadas de peligro y en más de una ocasión ha rozado un gol que sólo las grandes intervenciones del portero nigeriano, Vincent Enyeama, han podido evitar. Y es que a pesar de todas las dudas que pueda despertar su rendimiento con la albiceleste, hoy por hoy Messi sigue siendo imprescindible para Maradona.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.