Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Pensaba que no queríamos meterla"

Maradona festeja el triunfo, aunque lamenta la falta de puntería de sus jugadores

Se aturullaba Maradona cuando los periodistas le hacían más de dos preguntas seguidas en una misma intervención. El entrenador de Argentina, que se cambió el traje por ropa deportiva para comparecer ante los medios, solicitó que las preguntas se le hicieran de una en una. Así empezó a responder. "Si a Nigeria le hubiésemos hecho al menos tres goles en las cinco oportunidades claras que hemos tenido, se hablaría de partido brillante, pero erramos mucho. Pensaba que no queríamos meterla", aclaraba el técnico, quien regresaba a la máxima actualidad en el Mundial como entrenador y ante el rival del que se despidió como jugador, la propia Nigeria, en 1994.

"El que perdona paga", aclaraba el preparador. "La ley del fútbol suele sentenciar que este tipo de encuentros se acaban empatando, ya que fallamos demasiadas ocasiones de gol y en cualquier rebote, en un balón aéreo, te pueden empatar", añadió. No quiso Maradona profundizar en cuestiones tácticas, como la posición de Jonás como lateral derecho o el hecho de que Verón, que tuvo que ser sustituido por unas molestias en el gemelo, jugara demasiado solo en la medular. "No creo que el problema fuera táctico. El partido estaba planteado para como se dio en el campo", indicó Diego, quien no podía disimular su alegría por comenzar con un triunfo en esta edición del Mundial. Maradona participó como futbolista en cuatro Copas del Mundo, aunque mostró lo mejor de sí mismo en las ediciones de México 86 e Italia 90. Curiosamente, en ambas ediciones Argentina llegó a la final después de unos inicios algo titubeantes. "Lo importante es empezar ganando e ir adquiriendo confianza. El equipo le irá tomando el gusto a ganar, como le ocurría a la Argentina en la que yo estuve en el 86 y el 90".

Mientras Maradona copaba la atención mediática, en una táctica que permite que los jugadores queden más liberados, algunos jugadores se refirieron también al partido recién disputado ante Nigeria. Uno de ellos fue Higuaín, quien no mostró en el desarrollo del juego la puntería que semana a semana ha exhibido en el Madrid durante la temporada. "Podíamos haber definido antes, pero por cosas del destino no se pudo hacer. Arrancar con el pie derecho es importante y más tras la victoria de Corea del Sur ante Grecia", dijo el atacante del Madrid, que desaprovechó dos claras ocasiones de gol, una a pase de Messi y otra tras un balón en profundidad de Tévez.

"Lamentablemente, no pude marcar pero lo importante es que el equipo ganó. Para llegar a la final hay que ganar los anteriores partidos y para eso hay que jugar partidos como este", destacaba Higuaín, uno de los tres delanteros con los que Maradona planteó el partido ante los africanos. Otro de ellos fue Tévez, quizás el de juego más discreto de los atacantes: "Argentina tuvo cinco o seis ocasiones claras. Si no es por el arquero habríamos ganado fácil", resumió Tévez. Y en el banquillo, Milito ?salió al final?, Agüero y Palermo, por si hiciera falta.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.