_
_
_
_

Llorente justifica el despido de Fernando

"El club necesita satisfacer deudas", esgrime el presidente del Valencia

La situación económica del Valencia obliga, según Manuel Llorente, a tomar decisiones "que no son populares o son desagradables". En tales términos ha justificado hoy el presidente valencianista en una conferencia de prensa la decisión de prescindir de Fernando Gómez, su director deportivo en el último ejercicio. Un cargo y sueldo (420.000 euros anuales) que Llorente tuvo que asumir de la etapa de Vicente Soriano al frente de la entidad. "El club necesita satisfacer deudas y acreedores", ha subrayado el actual presidente del Valencia, al que le está tocando capear con el enorme agujero económico (600 millones de euros de deuda) que pone en entredicho la viabilidad futura del club y desinfla las expectativas deportivas.

Más información
Llorente despide a Fernando

En un alarde de publicitada severidad responsable, el presidente del Valencia ha intentado argumentar que, dada la situación económica, el puesto de Fernando era prescindible. "No puedo dar la espalda a los problemas y las decisiones van encaminadas a resolverlos", ha explicado Llorente, para quien el momento económico actual "requiere mucha imaginación y trabajo". El presidente ha obviado la efectiva labor de Fernando en los dos años como responsable de la adquisición de jugadores con la premisa de que fueran válidos para vestir la camiseta valencianista y a ser posible no costaran un euro. Bruno, Dealbert, Mathieu y Chori Domínguez se han ajustado a tal condición, al igual que Ricardo Costa y Feghouli, los próximos en aterrizar.

Llorente no ha dado a Fernando ni la oportunidad para que rebajase sus emolumentos. Sin embargo, con un año más de contrato, el Valencia tendrá que pagar, al menos, la mitad del sueldo que tenía pactado con el director deportivo para la próxima temporada. Sin embargo, según Llorente, la marcha de Fernando no es un despido, sino "la amortización de su puesto". "No hay ningún tema personal mío hacia él y seguirá como consejero del club mientras él quiera", se ha excusado Llorente.

La labor que Fernando ejercía hasta la fecha la llevará a cabo Braulio Vázquez, que llegó a la disciplina del Valencia de la mano del ex centrocampista del Valencia. "Le doy las gracias a Fernando Gómez porque él fue el que me llamó para trabajar en el Valencia y sin él no estaría aquí", ha recordado agradecido Braulio,l que estará acompañado en la secretaría técnica por Garrido y Bossio.

Abierta la veda de la marcha de jugadores con la venta de Villa al Barcelona, no se descarta "la salida de ningún otro jugador". Llorente seguirá adelante en su plan de "ajustes". Paralizado momentáneamente el despido por unas operaciones en marcha, el director financiero del Valencia, Javier Gómez, cuyo sueldo asciende a 400.000 euros, será el próximo en ver la puerta de salida del club.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_