FÓRMULA UNO

Mónaco se llena de trampas

La FIA levanta pequeños muros para penalizar a los pilotos que se salten las variantes

Por si maniobrar a todo trapo por los toboganes de Mónaco con un bólido de fórmula 1 fuera poca cosa, la Federación Internacional del Automóvil (FIA) ha decidido ir un poco más allá y colocar otras dos trampas en el trazado más lento y caprichoso del calendario. A partir de mañana, los pilotos que quieran saltarse las dos variantes distribuidas por la pista (la de la piscina y la de la salida del túnel) para acortar camino, se pueden ver metidos en un buen apuro. Para hacer frente a los listillos, la FIA ha reforzado los pianos de ambos virajes con un bordillo interior capaz de destrozar la panza y las suspensiones del monoplaza que pase por encima, o incluso catapultarlo hacia el muro exterior. "A pesar de los bordillos", ha dicho Fernando Alonso, "arriesgaremos mas o menos igual. Sobre todo en la cronometrada, que es donde nos subimos más a ellos. Luego, en carrera, sabemos que adelantar es imposible, y habrá que tomar un poco más de precaución. El domingo dejaremos un margen de seguridad superior, pero no creo que haga que cambie la forma de atacar las chicane".

En relación al repaso que los Red Bull dieron a las demás escuderías el fin de semana pasado en Montmeló, Alonso se mostró más optimista que de costumbre, y echó la vista atrás para argumentar que el panorama puede cambiar mucho esta semana, porque Mónaco es una pista única. "Aquí puede pasar cualquier cosa. Los Red Bull irán muy rápido, pero también los McLaren pueden hacer un buen fin de semana y nosotros recuperar nuestro mejor nivel", añadió Alonso. "Obtener la pole [en Barcelona] con un segundo de margen fue una situación inusual", ha comentado Webber; "y no creo que pueda repetirse aquí. La vuelta es muy corta (3.340 metros) y, tradicionalmente, los tiempos de unos y otros van muy a la par. Será un fin de semana muy competido entre nosotros, Ferrari, McLaren y Mercedes. Este es un circuito único que requiere una configuración distinta a la de cualquier otro, por eso los coches de F-1 no se diseñan en función de él", ha convenido Webber. "No veo ninguna razón que me lleve a pensar que no tendremos un coche competitivo", ha concluido el australiano.

Tras el infructuoso intento de dividir la sesión de calificación en dos grupos, separando los más lentos de los más rápidos, los pilotos no han tenido otro remedio que resignarse y rezar para poder optar a tener al menos una vuelta limpia, sin tráfico, algo que puede convertirse en una entelequia si se atiende a que el sábado, en la primera selección, habrá 24 monoplazas compartiendo las calles de Mónaco. "Será crítico para todos. Normalmente, si en cualquier otra pista encuentras mucho tráfico delante, puedes reducir la velocidad para hacerte tu espacio, pero, en este caso, creo que no podremos hacerlo", opina Jenson Button, el líder de la tabla de puntos provisional. "Evidentemente, cuando no consigues dar ni una vuelta limpia te enfadas, y este es el peor escenario para que eso ocurra", resume Felipe Massa.

Michael Schumacher, en Mónaco
Michael Schumacher, en MónacoAP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción