ATLETISMO

La federación española suspende dos años a Paquillo por dopaje

El marchador granadino ha recurrido alegando que merece una reducción por su colaboración con la Guardia Civil

Paquillo Fernández ha recurrido ante la Federación Española de Atletismo la sanción de dos años impuesta por su Comité de Competición dos meses después de que el marchador granadino confesara públicamente que había estado en posesión de sustancias dopantes. El marchador granadino, de 33 años, está preparando pruebas de su colaboración con la Guardia Civil en la investigación de la Operación Grial para solicitar una reducción de un año de la sanción, que según la lista que publica en su página web la federación internacional (IAAF) se extiende desde el 11 de febrero de 2010 (la fecha en la que la española notificó su confesión) hasta el 10 de febrero de 2012.

La federación decidirá en las próximas semanas sobre el recurso y deberá ser posteriormente la IAAF quien ratifique su decisión o, si no está de acuerdo, la recurra ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS).

Más información

El mismo día de una confesión que permitía que se le sancionara por posesión -penada de igual manera que el consumo por el Código Mundial Antidopaje- Paquillo Fernández, uno de los deportistas más laureados en la historia del atletismo español, acudió a las dependencias de la unidad de la guardia civil que puso en marcha la Operación Grial para iniciar su colaboración en la investigación de la trama organizada presuntamente por el médico Walter Virú desde Valencia. En aquella sesión de confesión y en un para más que se desarrollaron posteriormente, el atleta de Guadix no añadió apenas nada a lo que ya sabían los agentes que el 24 de noviembre pasado hallaron diversas sustancias dopantes, como EPO, en el registro de su domicilio. La Guardia Civil le expidió un certificado de su colaboración, papel que el atleta presentará ante apelación en su solicitud de reducción. Poco después de su confesión, la Junta de Andalucía apartó a Paquillo de la dirección del centro de alto rendimiento de Guadix (Granada) que lleva su nombre.

Según la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) sólo una colaboración que lleve a la posibilidad de sancionar a otros deportistas o técnicos merece la reducción de la sanción, aunque hace no tanto, la Unión Ciclista Internacional (UCI) aceptó la reducción a un año de la suspensión del ciclista salmantino Moisés Dueñas, positivo por EPO en el Tour de 2008, quien confesó a la policía que el médico que le había proporcionado el dopaje era Jesús Losa.

La Guardia Civil registró el domicilio de Paquillo en Guadix después que un trabajo de escuchas y seguimientos, puesto ya en marcha anteriormente por la policía en torno a Walter Virú, detectara que a nombre de varios amigos y colaboradores del atleta se enviaban desde Valencia vía Seur paquetes sospechosos desde al menos 2007. En su confesión calculada Paquillo admitió la posesión de sustancias dopantes, adquiridas en un momento de debilidad tras no poder terminar la prueba de 20 kilómetros marcha en el Mundial de Berlín en agosto de 2009. Posteriormente rompió con su entrenador, el polaco Robert Korzeniowski. Paquillo negó, sin embargo, haber consumido sustancias prohibidas cuando sus mayores éxitos, tres subcampeonatos mundiales y uno olímpico, en Atenas 2004, en la prueba de 20 kilómetros.

Lo más visto en...

Top 50