Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LIGA | TENERIFE 3 - GETAFE 2

Infatigable Nino

El triplete del delantero acerca la permanencia tinerfeña y aleja al Getafe de Europa

Por primera vez en muchas semanas, el Tenerife ve más cerca la salvación que el abismo . Se lo debe a su infatigable delantero Nino. El balón que se llevó firmado a casa sitúa a los de Oltra a un punto de la permanencia. Sus victorias en la última jornada habían puesto a los dos equipos en disposición de acariciar sus objetivos. Pero tocaba refrendar las esperanzas y no romper los sueños.

Los dos conjuntos empezaron el partido remoloneando con el temor de estropear el trabajo de entre semana. Pero el descaro de Miku y Pedro León desnudó pronto el exceso de responsabilidad del Tenerife. La pareja getafense avisó en el minuto siete y en el diez, tras una internada por banda de Miku, Pedro León clavó un derechazo a la escuadra de Aragoneses. El estilista jugador murciano conseguía así su sexto gol en liga para seguir sumando puntos en su oposición a jugar en equipos de mayor alcurnia la próxima temporada.

TENERIFE 3 - GETAFE 2

Tenerife: Aragoneses; Bertrán, Culebras, Sicilia, Héctor; Román (M. Martínez, m. 85), Mikel Alonso; Juanlu (Dinei, m. 66), Alfaro (Kome, m. 78), Ayoze; y Nino. No utilizados: Luis García; Ricardo, Richi y Ángel.

Getafe: Codina; Cortés, Berenguer (M. Torres, m. 53), Mario, Mané; Casquero, Celestini; Pedro León, Manu, Adrián (Parejo, m. 71); y Miku. No utilizados: Ustari; Escasi, Gavilán, P. Ríos y Albín.

Goles: 0-1. M. 10. P. León. 1-1. M. 29. Nino. 2-1. M. 69. Nino. 2-2. M. 74. Casquero. 3-2. M. 75. Nino.

Árbitro: Ayza Gámez. Amonestó a Mané, Alfaro, Ayoze, P. León, Casquero y M. Torres.

Unos 20.000 espectadores en el Heliodoro Rodríguez López.

Tan fácil lo vieron los de Michel que enseguida convirtieron su superioridad en un irresponsable y lánguido ejercicio de prepotencia. El Tenerife se sacudió sus miedos, ganó terreno por puro voluntarismo y acabó por imponer su entusiasta carpintería a la pusilánime ebanistería getafense. De nuevo Nino puso firma a la insurrección de los isleños al rematar de cabeza y sin oposición un buen centro de Román desde la derecha.

El tramo final de la primera parte se convirtió en una avalancha de ocasiones tinerfeñas. El Getafe contuvo la inevitable remontada gracias y a pesar de su portero Codina cuya irregularidad es la metáfora de un equipo inconstante. Abrumados llegaron los madrileños al vestuario. A ese vestuario en el que Michel lloró las ligas perdidas con el Madrid a principios de los 90 y donde Belenguer festejó el ascenso del Getafe a Primera en el verano de 2004. Pero no hubo catarsis en la caseta y tras la reanudación el panorama continuó igual.

El Tenerife seguía inmerso en su épica particular y en ese terreno donde la determinación vale más que la academia volvió a encumbrarse Nino. El alma de este equipo. El pequeño delantero, tiró de tesón y picardía para dar la vuelta al marcador. Primero rescató un balón perdido en la frontal y cruzó el disparo ante Codina. Después se coló a la espalda de los centrales y burló al portero para marcar a puerta vacía.

El gol de Casquero quedó convertido en anécdota. Nino completaba así su primer triplete en Primera. Ya lleva 13 goles. Meritorio. Tanto como el intento de los de Oltra de agarrarse a Primera. Superando las carencias con nervio y compromiso. El nervio que le falta a los de Michel para engancharse a Europa.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.