El nuevo San Mamés arranca en primavera

La sociedad del nuevo estadio destina 5.400 metros cuadrados para uso público

El nuevo estadio de San Mamés comenzará a construirse a finales de abril o primeros de mayo y se espera que esté operativo, en sus tres cuartas partes, para el principio de la temporada 2012-2013 y definitivamente concluido en la próxima, según anunció ayer el presidente del Athletic, Fernando García Macua. La última reunión de la sociedad San Mamés Barria, de la que actualmente son miembros el club rojiblanco, la Diputación Foral de Bizkaia y la BBK concluyó el calendario de obras de la nueva instalación y la reforma del plan inicial del nuevo estadio para destinar 5.400 metros cuadrados, en los bajos de una de las tribunas, para albergar los usos públicos que reclaman tanto el Ayuntamiento de Bilbao como el Gobierno vasco.

Según señaló Macua, conceptualmente no hay ningún problema para asumir las exigencias de ambas administraciones "sobre todo gracias la generosidad de la Diputación Foral de Bizkaia y la BBK que han cedido los metros cuadrados que como socios les corresponderían" y que facilitan la atención reclamada por las otras dos instituciones públicas. El Ayuntamiento ya ha señalado que reclama un pabellón polideportivo, piscina, SPA y sala de fitness, "y estamos a la espera de que el Gobierno vasco concrete sus peticiones para adecuarlas a la dotación de espacio establecida", afirmó Macua.

El presidente del Athletic, que estuvo acompañado por la directora general de las BBK, Alicia Vivanco, y el Diputado foral de Hacienda, José María Iruarrizaga, aseguró que van a solicitar en breve la licencia de obra al Ayuntamiento de Bilbao para ejecutar la primera fase, y "ese sería un buen momento para que la institución municipal, capitalizando el valor de la licencia, se convirtiera en socio de San Mamés Barria". Asimismo, considera que ese sería también un buen momento para que el Gobierno vasco se convirtiera en miembro de la sociedad, una vez determinados los usos que reclama en el espacio ya previsto para ello.

Macua eludió pronunciarse sobre las intenciones del ejecutivo autonómico y sobre el distinto ritmo que llevan las administraciones implicadas en el nuevo estadio respecto al Gobierno vasco y reconoció que están "a la espera de que el Gobierno realice una propuesta sobre lo que quiere hacer con el espacio que le correspondería como socio del nuevo San Mamés, aunque aseguró que el Athletic "no trabaja con la hipótesis de un no del Gobierno vasco, aunque si ello ocurriera el proyecto también saldría adelante". El nuevo San Mamés, que comenzará a edificarse a finales de abril o primeros de mayo, tendrá un coste de edificación de unos 157 millones de euros, de los que al Gobierno vasco, si decide participar en la nueva sociedad, le corresponderían sufragar 55.

Imagen de la maqueta del futuro San Mamés.
Imagen de la maqueta del futuro San Mamés.LUIS ALBERTO GARCÍA
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción