FÓRMULA UNO

"Ferrari nos ha puesto muchas trabas"

Richard Branson, propietario de Virgin, responde a las críticas de Montezemolo contra los nuevos equipos

En una jornada realmente anodina en la que Nico Rosberg logró el mejor tiempo por la mañana, cuando la lluvia aún no había aparecido, lo mejor fueron las declaraciones de Richard Branson, propietario del equipo Virgin, respondiendo a las duras críticas que Luca Cordero de Montezemolo había vertido la semana pasada contra los nuevos equipos de la fórmula 1. El presidente de Ferrari puso en duda la capacidad de los nuevos contendientes para estar a la altura de los demás y llegó a la conclusión de que la elección de los equipos respondió básicamente a la guerra que mantuvo Max Mosley, ex presidente de la FIA (Federación Internacional del Automóvil), contra la FOTA (Asociación de equipos de F-1).

Más información

Esta mañana, Branson le respondió que Ferrari debería estar contento con la presencia de nuevos equipos en la parrilla, porque eso da más valor aún a su inversión. "Ferrari ha ganado la batalla de poner todo tipo de trabas a la incorporación de nuevos equipos", dijo el propietario de Virgin. "Se negó a aceptar el límite presupuestario, que era fundamental para nosotros, y ahora arremete contra los nuevos equipos con unas palabras que me crean cierta tristeza".

Las palabras más duras del presidente de Ferrari fueron para los dos equipos que todavía no han debutado: Campos Meta y US F1. Pero Branson se sintió también aludido porque, junto a Lotus, Virgin completa el cupo de nuevas escuderías que debutan esta temporada en la F-1. "Bloquear el límite presupuestario fue un error de los constructores, porque nos dejó en una situación de indefensión", agregó Branson. "No podemos soñar en llegar a la F-1 y estar a la altura de Ferrari, que se gasta unos 400 millones de euros anuales, con un presupuesto que ronda los 40 millones. Eso es imposible".

Virgin fue aceptado en la parrilla el pasado mes de junio y tuvo que apretar los dientes para llegar a tiempo a las sesiones de entrenamientos previas al inicio del Mundial. "Vamos a demostrar a todo el mundo que somos un buen equipo y que no es necesario un presupuesto astronómico para reducir una o dos décimas por vuelta. Tendremos un coche rápido. Y nos marcamos el objetivo de ser el mejor de los cuatro nuevos equipos", declaró Branson.

Aunque hasta el momento no lo han conseguido. En la batalla que mantienen con Lotus para evitar el farolillo rojo en Montmeló, el jueves pasado Lucas di Grassi dejó a Virgin en la penúltima posición a seis segundos del líder, Mark Webber; y el viernes Timo Glock acabó el último. Hoy, Glock no comenzó a marcar tiempos hasta la tarde, después de haber dado sólo 16 vueltas incompletas por la mañana, y se quedó en la cola y a años luz de Rosberg y Buemi. Fue un mal día para ellos. Pero el problema es que eso puede seguir en Bahrein y entonces sí que la presencia de Virgin puede suponer un problema para los grandes equipos.

Tiempos del sábado

.1. Nico Rosberg 1:20.686 128 (vueltas)

.2. Sebastien Buemi (Toro Rosso) a 0.727 106

.3. Jenson Button (McLaren) a 0.764 105

.4. Rubens Barrichello (Williams) a 1.289 101

.5. Felipe Massa (Ferrari) a 1.658 115

.6. Vitaly Petrov (Renault) a 1.837 68

.7. Adrian Sutil (Force India) a 1.920 61

.8. Sebastian Vettel (Red Bull) a 2.437 51

.9. Jarno Trulli (Lotus Racing) a 4.373 102

10. Kamui Kobayashi (BMW Sauber) a 5.530 105

11. Timo Glock (Virgin Racing) a 5.619 31

Lo más visto en...

Top 50