Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BALONCESTO | EUROLIGA

El monitor derrota al Barça

Los de Pascual caen contra el Partizán (67-66) en un final polémico.- El árbitro no concedió una canasta de Mickeal sobre la bocina

Las circunstancias y el rival eran distintos, pero no así el escenario. Como ya ocurriese en 1996, en la final en la que una decisión abritral birló el triunfo final en la Euroliga al Barcelona en la final que le enfrentó al Panathinaikos, la sentencia de los colegiados apartó al equipo azulgrana de una nueva victoria europea. En esta ocasión, el encuentro correspondía al Top-16 y el rival era el Partizán de Belgrado, pero el resultado final, 67-66, resulta igualmente doloroso.

En aquella cita, el protagonista fue Montero, uno de los íconos del Palau durante los noventa. Ayer, el damnificado fue Mickeal. Si al primero los jueces le anularon una canasta legal taponada por el pívot croata Vrankovic, al estadounidense lo ocurrió algo muy similar. Cuando el partido contra el Partizán agonizaba, en la recta final de la prórroga, Mickeal lanzó un tiro, ya con el reloj a cero, que rebotó varias veces en el aro. Con el esférico suspendido en el aire irrumpió Lawrence Roberts para palmearlo lejos de la red.

PARTIZÁN 67 - REGAL BARCELONA 66

Partizán Belgrado (23+12+8+18+6): McCalebb (4), Bozic (10), Vesely (13), Roberts (12), Vranes (6) -cinco inicial, Dekic (-), Kecman (5), Rasic (11), Stevan Milosevic (2), Strahinja Milosevic(2) y Mitrovic (2).

Regal FC Barcelona (12+12+23+14+5): Ricky Rubio (8), Navarro (7), Mickeal (8), Ndong (8), Lorbek (10) -cinco inicial-, Basile (7), Lakovic (14), Morris (2), Grimau (-) y Vázquez (2).

Árbitros: Luigi Lamonica (ITA), Jakub Zamojski (POL) y Sergey Mikhaylov (RUS). Eliminados: Bozic (m.41) y Lorbek (m.44).

Incidencias: Asistieron al encuentro 8.125 espectadores en partido de la segunda jornada, grupo E, del ''Top 16'', disputado en la sala Pionir de la capital serbia.

UNICAJA 50 - PROKOM 70

Unicaja (13+20+7+10): Cook (10), Dixon (5), Printezis (8), Jiménez (3), Archibald (5)-cinco inicial-, Freeland (2), Rodríguez (13), Lima (0), Welsch (2) y Dowdell (2).

Asseco Prokom (17+20+12+21): Logan (9), Zamojski (0), Woods (17), Hrycaniuk (6), Jagla (8)- cinco inicial- Szczotka (2), Burrell (16), Ewing (5) y Varda (7).

Árbitros: Muhvic (CRO), Sutulovic (MNE) y Anastopoulos (GRE).

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de la segunda fase de la Euroliga del grupo G disputado en el Palacio de los Deportes, José María Martín Carpena ante 8.000 espectadores.

Frente a las reclamaciones de unos y otros, el árbitro del encuentro, Luigi Lamonica, recurrió al instant replay para dilucidar si la canasta había sido legal o no. Finalmente, después de casi quince minutos de análisis, el italiano le otorgó la victoria al equipo local ante la frustración de los hombres de Xavi Pascual, que veían como el Barça perdía su imbatibilidad en la Euroliga.

De este modo, el Partizán puso fin a la racha de 11 victorias consecutivas de los azulgrana, en un partido de alternativas, dominado por los serbios durante la primera mitad (31-18, como renta máxima) y en el que el Barça se recuperó y llegó a dominar (45-54) a falta de ocho minutos. El final fue una ruleta rusa, después de un partido más intenso que de calidad y en el que los azulgrana demostraron que aún perdiendo y jugando mal, pueden darle la vuelta a la situación más complicada.

En el arranque del partido, el Barça firmó el peor cuarto de la temporada. Errático en el tiro, sin rebote ofensivo y sin dominar nunca las dinámicas del juego, perdió el rumbo desde el primer minuto y fue a remolque en el marcador, impresionados quizá frente a la infernal atmósfera creada por los más de 8.000 espectadores serbios.

Pasaron los minutos y el Barça seguía sin reaccionar. El primer parcial concluyó con 23-12 en el electrónico. Intentó darle más ritmo al partido en el segundo cuarto, pero el cuadro de Pascual no mejoró y se aferró a la línea tiros libres para seguir con vida. Tras el descanso emergió el mejor Ricky Rubio para acelerar el ritmo y el equipo azulgrana fue hacia arriba. Un cambio de aires que se confirmó en el último cuarto, en el que, incluso, Lakovic dispuso de un tiro que hubiese liquidado el partido pero que no llegó a entrar.

En el tiempo añadido, el Barça perdonó. Llegó a dominar por 63-66 a 2m35s del final, pero permitió segundas opciones a los serbios, que a falta de 21 segundos para el final le dieron lvoltearon el marcador con dos tiros libres anotados por Rasic (67-66). Después llegó el último ataque, en el que los azulgrana apuraron demasiado. El balón llegó a Mickeal, que lanzó al límite, y rodeó el aro después de tocarlo dos veces. Ya fuera de tiempo, Roberts rebañó el esférico. Los árbitros, después de visionar en un monitor televisivo la acción, decidieron que no iba a entrar en cualquier caso y certificaron la primera derrota europea del Barça.

Esperpéntico Unicaja

El Unicaja perdió merecidamente ante el Asseco Prokom polaco (50-70) en un partido indolente, donde el equipo cajista rozó el ridículo durante los cuarenta minutos y en el que prácticamente se despide de clasificarse para los cuartos de final. Las dos derrotas consecutivas ante el CSKA de Moscú en la Euroliga y frente al Real Madrid en la ACB dejan muy dañado al equipo malacitano.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información