Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
VILLARREAL

El Villarreal fulmina a Ernesto Valverde

El conjunto castellonense prescinde de los servicios del extremeño tras caer ante Osasuna

La paciencia tuvo su límite. "¡Valverde, vete ya!", gritó un sector amplio de la afición cuando Juanfran, extremo osasunista, lograba marcar el gol que daba la puntilla al Villarreal más triste y apagado que se recuerda. Mientras el técnico cacereño reconocía en la sala de prensa de El Madrigal la merecida derrota ante Osasuna, Fernando Roig, el presidente del Villarreal, deambulaba por el terreno de juego sopesando su decisión. Valverde era despedido. Una nota en la web del club, fría y escueta, anunciaba la drástica decisión tomada, esperada por pocos, dado el estoicismo y la flema de los que siempre ha alardeado el Villarreal.

El técnico del filial, Juan Carlos Garrido, se hará cargo del banquillo. Tras diez años en el club, conocedor de su filosofía, Garrido cuenta con el aval de la gran temporada del segundo equipo, además del beneplácito de Fernando Roig Negueroles, director general del club que preside su padre.

Tras cinco años de un estilo definido y reconocido, la llegada de Valverde alteró las formas y los modos del Villarreal. Pendiente de pulir los defectos más que de potenciar las virtudes, el Villarreal (según Roig, el de la plantilla con más nivel de su historia) se ha movido entre la indefinición y la irregularidad. Tocó fondo en la séptima jornada al perder ante el Xerez, en Chapín, y situarse como colista. Roig mantuvo la calma.

El Villarreal levantó el vuelo y terminó el año con tres victorias a las que se añadió un empate en el Camp Nou en el primer partido de 2010. "Tenemos claro el futuro del entrenador", dijo Roig pensando en la renovación de Valverde que tenía que hacerse efectiva este mes. Pocos días después llegó la eliminación de la Copa a pies del Celta. Siete victorias, cinco empates y ocho derrotas es el balance de Valverde en 20 jornadas. Insuficiente para seguir en el Villarreal.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.