Tiago Splitter y compañía

El pivot del Baskonia encabeza el ranking de la ACB, con presencia de Panko y Banic

No era el Tau un equipo con futbolistas asiduos a la estadística. A pesar de sus títulos y de sus candidaturas a los títulos, el Baskonia era más un grupo solidario, una suma de esfuerzos, que un colectivo liderado por especialistas en las distintas áreas del baloncesto. En cierto modo lo sigue siendo, pero la figura de Splitter es cada vez más emergente. El pívot brasileño encabeza el ranking individual de la ACB, algo que no solía ocurrir en el conjunto vitoriano, aunque nadie dudase de la valoración global del jugador brasileño. El Baskonia es un grupo más que una suma de estrellas, se decía, y en cierto modo, Splitter aparte, sigue ocurriendo. Cuando se escarba entre los 10 mejores de la Liga en las estadísticas de la competición, sólo aparecen otros dos compañeros: Teletovic, séptimo en tiros de 6,25 y San Emeterio, décimo en faltas recibidas.

El éxito de Splitter es global e incluso anecdótico. Explicarle a un espectador bilbaíno poco avezado en la pasión estadística que Splitter es el cuarto mejor lanzador de tiros libres del campeonato sería como dudar de su inteligencia tras verle fallar uno tras otro los tiros libres que lanzó en el BEC. El chicarrón de Joinville aparece por todas las esquinas: el octavo mejor anotador, el quinto mejor reboteador, el cuarto en mates efectuados, el tercero en tiros de dos (su mejor especialidad), el jugador que más faltas recibe y el segundo que más rebotes defensivos captura.

La suma da un tipo por encima de la media, capaz aún de calentarse en cualquier partido intrascendente (suponiendo que para su entrenador Ivanovic los haya) como le ocurrió la pasada jornada con Mumbrú.

No es el único líder. En el Lagun Aro, Andy Panko se ha erigido en el guía de un equipo que supera todas sus exigencias. El escolta estadounidense es el tercer jugador más valorado de la ACB porque frecuenta muchas de las estadísticas de la competición. En San Sebastián ha encontrado el estatus que nunca encontró en España, a donde llegó como fiogura emergente que nunca acababa de lucir. Ahoram ela veteranía ha encontyrado el rango que se le suponía. Buen rebnoteador (3º), el mejor tirador de personales y el mejor reboteador defensivo y el segundo jugador que más faltas recibe, es la referencia del equipo guipuzcoano bien secuendado por compañeros singulares: Ignerski (triplistas) y Barbour.

El Bizkaia BB también tiene un nombnre propio, el croata Marko Banic, que hormiguea en muchas de las clasificaciones. Es el décimo mejor jugador de la Liga y un seg8uro de vida en los tiros de dos puntos. Sonbre Banic gira buena parte de la efectividad global del Bizkaia. Sólo Mumbrú le acompaña en la estadística favorable, como gran recuperador y buen anotador.

Son nombres propios de una campañla que traspasa ya el ecuador con senbsaciones diversas. El Caja Laboral enfila su objetivo: la Euroliga y la ACB a pàrtes iguales, obligado a todo por tradición y pedigrí. El Lagun Aro, en su mejor temporada pero con el miedo de caer en la depresión tras el premio negado de la Copa del Rey y el Bizkaia BB con un objetivo, la salvación, que no aparecía ni en sus peores pesadillas.

Splitter, tras un mate, junto a su compañero Herrmann.
Splitter, tras un mate, junto a su compañero Herrmann.TXETXU BERRUEZO
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS