Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | ZARAGOZA 0 - OSASUNA 1

No hay fútbol, gana Osasuna

Cómodo en el fango, el equipo 'rojillo' bate a un Zaragoza estéril

Duelo intenso, fútbol nulo. Enfrentados por la proximidad geográfica, Zaragoza y Osasuna acumulan tantas rencillas como ayer botas torcidas. Plagado de bajas, escudado en el balonazo y escaso de fútbol, el duelo lo resolvió Osasuna , que atendió a la conexión iraní en una jugada de estrategia.

Hay detalles que expresan el DNI de los equipos; Zaragoza y Osasuna prefieren un papel secundario, un fútbol farragoso, poco estético y, de paso, nada fructífero. La propuesta pasaba por llegar al marco rival de cualquier manera y tirar de chiripa, si acaso. En las faltas a mitad de campo, por ejemplo, optaron por soltar un patadón. No se jugaba en corto con la idea de mezclar y construir una jugada, sino que se remitían a colgar la pelota, como si al partido siempre le quedara un suspiro y el marcador lo tuvieran en contra. Osasuna, sin embargo, tiene mejor pie, más ingenio y bandas.

Zaragoza 0 - Osasuna 1

Zaragoza: López Vallejo; Pulido (Ewerthon, min.46), Ayala, Goni, Babic; Gabi, Ponzio; Jorge López (Pennant, min.60), Abel Aguilar, Ander Herrera; y Lafita.

Osasuna: Ricardo; Azpilicueta, Sergio Fernández, Josetxo, Oier; Juanfran (Calleja, min.71), Rúper, Nekounam, Masoud (Vadocz, min.85); Camuñas y Aranda (Galán, min.87).

Goles: 0-1. min.27. Nekounam.

Arbitro: Delgado Ferreiro del C. Vasco. Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Pulido, Jorge López, Goni, Ander Herrera, Abel Aguilar y Ponzio y a los visitantes Azpilicueta y Oier.

Incidencias: partido correspondiente a la duodécima jornada de liga disputada en el estadio de La Romareda de Zaragoza ante unos 24.000 espectadores.

Juanfran no se lo piensa dos veces: encara y centra. Por la izquierda jugó Masoud, que corrió hacia dentro para que Camuñas rompiera por el carril, arma útil porque a los centrales del Zaragoza se les resisten los desplazamientos laterales. Pero Aranada por dos veces y Juanfran en otra, no estuvieron finos en la definición. En el área opuesta, condicionó en exceso la ausencia de un ariete ?lesionados Arizmendi, Uche y con Ewerthon medio griposo, Lafita actuó de inicio de boya?, de una referencia que bajara balones y permitiera las llegadas desde la segunda línea. Sólo Ander y Jorge López, dos oasis, trataron de rasear el balón. Pero tampoco funcionó, a excepción de un remate al palo de Aguilar.

Sin más armas ni voluntad, el juego se decidió a balón parado. Sacó Masoud al vértice del área pequeña y remató Nekounam, picado y a contrapie. Suficiente para batir al Zaragoza, que apretó los dientes pero siempre falló en el remache.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.