Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Quique dirige su primer entrenamiento con el Atlético

El nuevo técnico rojiblanco será presentado hoy antes del compromiso de Copa en Marbella

Quique Sánchez Flores, nuevo entrenador del Atlético de Madrid, asumió ayer el mando con su primer entrenamiento en el conjunto rojiblanco, en el que tiene la primera misión de levantar a un equipo deprimido, que sólo ha sido capaz de ganar uno de sus últimos once partidos oficiales. Ese es el primer desafío para el ex técnico de Getafe, Valencia y Benfica, sustituto en el conjunto madrileño del destituido Abel Resino y que ayer comenzó su trabajo con el equipo, que sólo ha sumado siete de los 24 puntos disputados en Liga, el último de ellos con un empate este sábado contra nueve jugadores del Mallorca (1-1).

Ayer, tras asistir a ese encuentro en el palco del Vicente Calderón y antes de ser presentado hoy como nuevo técnico del Atlético, Quique dirigió su primer entrenamiento en el banquillo rojiblanco, en una sesión a puerta cerrada en el estadio madrileño y que se prolongó durante dos horas, según informó el club. Ahí tuvo el entrenador su primer contacto con la plantilla, con la que charló antes de saltar al terreno de juego, donde comenzó posteriormente a preparar a su equipo para el partido del próximo martes contra el Marbella, en los dieciseisavos de final de la Copa del Rey y su estreno en un choque oficial con el equipo rojiblanco.

Tras ocho jornadas decepcionantes en el equipo rojiblanco, que ha tocado fondo completando su peor inicio de Liga en Primera en 40 años y sin pasar del decimocuarto puesto de la clasificación, Quique tendrá una labor de rescate nada fácil. Nadie esconde ya la preocupación en el equipo rojiblanco, que sólo ha sido capaz de sumar siete de los 24 puntos disputados, con un único triunfo, hace dos jornadas en casa ante el Zaragoza; cuatro empates, tres de ellos ante su público; y tres derrotas, todas como visitante y por tres goles de diferencia en el marcador. El Atlético, que incluso acumula peores números que en la campaña del descenso, en 1999-2000, en la que tenía los mismos puntos, siete, a estas alturas de curso, pero presentaba mejor diferencia de goles, no arrancaba tan mal la Liga en Primera División desde el curso 1968-69, hace 40 años, con un triunfo y tres empates.

Un equipo en ruinas

Es el quinto peor inicio de la competición del equipo rojiblanco en sus 73 temporadas en la máxima categoría, sólo superado en esa citada campaña, en 1963-64 (cinco puntos), en 1953-54 (cuatro) y en 1935-36 (seis) con ocho jornadas disputadas de un campeonato en el que, de momento, no ha estado por encima del decimocuarto puesto. "Es una situación muy mala. Lo único que uno puede ver como positivo es que esto recién comienza y todavía falta mucho. Sabemos que somos el mismo plantel. Obviamente las cosas no están bien, pero es cuestión de seguir trabajando y no agachar la cabeza", valoró anoche el uruguayo Diego Forlán, tras el 1-1 contra el Mallorca.

"No se sabe lo que nos está pasando. Estamos pasando por un mal momento, no estamos bien de la cabeza y nos falta confianza", dijo, por su parte, el argentino Sergio ''Kun'' Agüero, que apuntó que el equipo está en "un momento jodido", aunque no renunció a pelear por el objetivo marcado para esta temporada: las plazas de Liga de Campeones. "Con el equipo que tenemos, hay que tener fe y confianza y tratar de sumar. Si se puede clasificar para Liga de Campeones mejor, sino a UEFA o lo que sea, pero este equipo no tiene que quedar fuera de las competiciones europeas", añade el delantero, minutos después del tropiezo ante el Mallorca contra nueve futbolistas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.