Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AUTOMOVILISMO | FÓRMULA 1

Jean Todt, elegido presidente de la FIA

El ex director deportivo de Ferrari gana en las elecciones a su rival aperturista Ari Vatanen

La FIA seguirá regida por los patrones de Max Mosley. Jean Todt, candidato a la presidencia de la Federación Internacional de Automovilismo junto al finlandés Ari Vatanen, que abogaba por una transición hacia un organismo más transparente, ha resultado elegido sucesor del británico, máximo dirigente desde 1993, tras las votaciones de los 132 miembros.

"Tengo que tomar posesión del cargo, comprender cómo funciona esta gran máquina, muy compleja, para establecer las prioridades. Pero hay que trabajar para unificar la FIA tanto en su aspecto social como en el deportivo", ha indicado Todt en sus primeras declaraciones como máximo responsable del automovilismo, "aliviado" tras una "dura campaña" que le ha enfrentado a su ex pupilo, el finlandés Ari Vatanen.

El francés ha asegurado que quiere "mirar al futuro", aunque no quiso precisar si propondrá un puesto en el organigrama de la FIA al finlandés.

"Reformar la FIA a partir de la continuidad". Ése es el objetivo de Jean Todt, cuya eficacia en la gestión ha quedado sobradamente preparada con los siete mundiales de fórmula uno cosechados por su pupilo, el alemán Michael Schumacher. El recién elegido llega al puesto más importante del deporte de motor tras una carrera de 43 años en los que ha pasado por todos los escalones, y donde se ha forjado una grandísima reputación gracias a su trabajo en Ferrari.

A lo largo de la campaña, Todt prometió reformar la FIA sin revolución, crear un sistema transparente de gobierno de una organización tradicionalmente considerada oscurantista y reducir los costes de las competiciones. A lo largo de la campaña, Todt se ha comprometido a nombrar un comisario que dirija cada una de las competiciones, para evitar que sea la FIA la encargada de resolver cada litigio.

También prometió crear un comité de disciplina que investigue los posibles escándalos y reforzar el desarrollo local de los deportes a través de los clubes. En su nueva etapa al frente de la FIA, Todt irá acompañado de tres vicepresidentes anglosajones, que serán el estadounidense Nick Craw, el neozelandés Brian Gibben y el británico Graham Stoker. Junto a ellos, formarán parte de la directiva de la Federación Internacional de Automovilismo el ecuatoriano Hernán Gallegos Banderas, el mexicano Carlos Slim Domit, el alemán Rudolf Graf von der Schulemburg, el chino Jainchang Yan y el malayo HH Turku Mudzaffar bin Tunku Mustapha, entre otros.

El "pequeño Napoleón" recoge el testigo del británico Max Mosley 16 años después de que éste hiciera lo propio de otro francés Jean-Marie Balestre, que dirigió la FIA entre 1985 y 1993.

Apoyo de la FOTA

La Asociación de Equipos de Fórmula Uno (FOTA) ha felicitado al francés Jean Todt por su elección como nuevo presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) y aseguró que bajo su dirección "se restablecerá un clima favorable al diálogo". El presidente de la FOTA, el italiano Luca di Montezemolo, afirmó, en relación con Jean Todt, que siempre ha apreciado "su habilidad, su dedicación y su compromiso".

"Esto seguro de que, bajo su dirección, la FIA se rejuvenecerá y restablecerá un clima abierto al diálogo y a la colaboración constructiva con los equipos y con la FOTA, asegurando la estabilidad de las regulaciones", añade el comunicado. Montezemolo habló de "una nueva fase" en la fórmula uno, en la que todas las partes "tendrán que trabajar juntos con miras al futuro a fin de aumentar la credibilidad y el interés generado por este deporte, afrontando los retos técnicos y medioambientales".

Donington Park sigue en el aire

Por otra parte, el patrón de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, ha rechazado el último presupuesto de 135 millones de libras (147.5 millones de euros) diseñado por el circuito de Donington Park para organizar un Gran Premio la próxima temporada. Este rechazo es el último capítulo en una larga historia de desencuentro entre Ecclestone y la empresa que controla el circuito, Donington Ventures Leisure Limited, que tiene firmado un contrato de 17 años para acoger la Fórmula 1 a partir de la próxima temporada. La compañía confirmó la negativa a través de un comunicado.

"Donington Ventures Leisure Limited puede confirmar que el presupuesto de 135 millones de librar para cubrir las reformas en Donington Park ha sido insatisfactorio. A pesar de las buenas impresiones iniciales, el presupuesto no ha sido suficiente", ha lamentado la empresa, que tiene de plazo hasta las doce de la noche del próximo lunes para llegar a un acuerdo con Ecclestone.

Jean Todt, una vida a cuatro ruedas

Nacido hace 63 años en la localidad de Pierrefort, hijo de un médico judío de pueblo de origen polaco, Todt ha pasado la mayor parte de su vida ligado a los deportes de automóvil, en los que comenzó con tan sólo 20 años, cuando se lanzó a correr rallys con el Mini Cooper de su padre. Pero pronto descubrió que su talento estaba más dirigido al copilotaje, función que desarrolló hasta 1981.

Ese año logró el Mundial de rallys junto con Guy Frequelin a los mandos de un Talbot, filial de Peugeot que, a partir del año siguiente, le ofreció la dirección del equipo deportivo. En paralelo, Todt había logrado licenciarse en Economía y Negocios en París. Al frente de Peugeot, entre 1981 y 1993, Todt conquistó dos Mundiales de rallys: en 1985 con Timo Salonen y al año siguiente con su compatriota Juha Kankkunen.

En cuatro ocasiones ganó el Dakar, tres de ellos con Ari Vatanen (1987, 1989, 1990), su rival en las elecciones a la presidencia de la FIA, y otro con Kankkunen (1988). A ello sumó dos victorias en las 24 horas de Le Mans. Pero su mayor gloria le llegó cuando en 1993 aterrizó en la escudería Ferrari, que dirigió hasta 2004 y a la que estuvo ligado hasta el año pasado. A partir de 2000, con la llegada del alemán Michael Schumacher al equipo, Todt encadenó cinco campeonatos consecutivos, algo inédito hasta entonces en la historia de la Fórmula Uno. En 2007 logró uno más con Kimi Raikkonen como piloto.

A ello sumó siete Mundiales de constructores: 1999, 2000, 2001, 2002, 2003, 2004 y 2007. Eso le situó como uno de los hombres más influyentes de la Fórmula Uno y, por extensión, del automovilismo. Apoyado en una nutrida red de contactos, Todt despierta fidelidades y odia las deserciones. La última que ha sufrido la del propio Vatanen, a quien salvó la vida en dos ocasiones y cuya carrera relanzó cuando el finlandés parecía acabado para llevar un volante de competición.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información