EUROBASKET

Eslovenia, contra las decepciones

La próxima rival de España llega a Polonia con ansias de revancha, tras su paso en el último Eurobasket

Si España tiene una espina clavada por la final perdida hace dos años en Madrid, Eslovenia no mira aquel Europeo con menos deseos de revancha. Faltando siete minutos para el final de su cruce con Grecia en los cuartos, dominaba por 16 puntos. Acariciaba las semifinales. Hubiera sido su mejor clasificación de todos los tiempos. Estaba a un paso de cumplir por fin las expectativas que año tras año despierta una selección que siempre cuenta con jugadores de talento. En esas estaba cuando al equipo que dirige el base del Barça, Jaka Lakovic, se le fundieron los plomos y, pese a contar todavía con siete puntos de ventaja a falta de 50 segundos, acabó perdiendo de manera incomprensible aquél partido por 62-63. Ahora, dos años después vuelven a la carga, de nuevo con un gran cartel pese a las bajas de Becirovic, lesionado, y Nesterovic, que ha decidido dejar la selección.

Más información

"Disponemos de muchos jugadores experimentados y de alto nivel", conviene el seleccionador Jure Zdovc, el mismo que, en 1991 y en pleno proceso de desmembración política de Yugoslavia, empezó a dirigir en la cancha al combinado esloveno poco después de abandonar la concentración de la selección yugoslava en el Europeo de Roma. Ahora cuenta con tantos efectivos que se ha permitido dejar fuera del combinado a Sasha Vujacic, campeón de la NBA y compañero de Gasol en los Lakers. Otra duda importante es el estado físico de Smodis, el pívot que sale de una lesión y pieza fundamental tanto en el CSKA de Moscú como en la selección.

"El objetivo claro es conseguir una medalla", sentencia Zdovc pese al escepticismo que impregna los análisis sobre una selección que repetidamente ha concluido los campeonatos por debajo de las expectativas creadas. La decepción de Madrid, donde concluyó en la séptima posición, no era la primera. Su mejor clasificación en un Eurobasket había sido el sexto puesto en Serbia en 2005. Lakovic, Dragic (Phoenix Suns) y Udrih (Estudiantes) conforman la tripleta de creación de juego y al mismo son capaces de sumar muchos puntos. El duelo entre Lakovic y el que ya es su nuevo compañero y rival por el puesto de base titular en el Barça, Ricky Rubio, será uno de los alicientes del partido.

Otro nuevo fichaje del equipo azulgrana, Erazem Lorbek, de 2,10 metros, forma una interesante batería de pívots junto al propio Smodis, si es que puede finalmente jugar, Brezec (Philadelphia Sixers) y Nachbar (Efes Pilsen). Forman un ramillete de buenos jugadores pero les falta dar un paso adelante para meterse por primera vez en las semifinales. España se ha enfrentado seis veces a la selección eslovena y sólo ha perdido una, en la primera fase del Europeo de 1999 en Francia. El equipo de Scariolo venció por 89-71 la última vez, el pasado 20 de agosto, en un amistoso disputado en Sevilla.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50