TENIS | US OPEN

Nadal aplasta a Gasquet

El número tres del mundo se deshace del francés en tres mangas (6-2, 6-2 y 6-3) y sin rastro de la lesión de rodilla que le mantuvo dos meses y medio fuera de las pistas

En todo su debut en el Abierto de Estados Unidos, casi dos horas de partido, casi dos horas de sol hiriente y pelotas a toda mecha, Rafael Nadal sólo ha hecho un gesto de dolor. Con la misma economía de esfuerzos abrió la boca sobre la pista el español, por momentos un trueno de golpes y adrenalina. Fue el español un tenista de agilidad felina, contradejadas como cuchillos y esprints más o menos serios. Demasiado para Richard Gasquet, el rival derrotado (6-2, 6-2 y 6-3) en primera ronda, que sirvió para probar el estado físico del número tres del mundo: sus gestos invitan a pensar en que la lesión de rodilla que le mantuvo apartado dos meses y medio de la competición está casi olvidada. Falta por saber cómo anda de baterías para aguantar los cinco sets, visto que ayer sólo se dolió una vez, y del tobillo izquierdo, o que su boca sólo emitió dos frases. La primera, para reclamar una bola al juez de silla -"Se ha ido por esto", le dijo mientras gesticulaba con los dedos-. La segunda, para celebrar la victoria: "¡Vamos!"

Más información
"Tengo que pasar de cero a cien"

El español se enfrentará ahora en segunda ronda al alemán Nicolas Kiefer, que venció al francés Llodra por 6-3, 6-4 y 6-4. El alemán, sin embargo, apenas encontró hueco bajo los focos del día. Fue una jornada triste para los viejos aficionados, una sesión de despedidas de las que dejan huella.

Fabrice Santoro, derrotado por Juan Carlos Ferrero (6-4, 6-3 y 6-3); y Marat Safin, el ex número uno que ha perdido contra el austriaco Melzer (1-6 6-4 6-3 6-4), disputaron ayer su último partido en un torneo grande. Los dos se retiran y dejan el circuito huérfano no sólo de sus golpes, sino también de su carácter. A Santoro le llamaron El Mago. A Safin, siempre estrambótico, nadie fue capaz de ponerle apodo. Es un signo de lo que se va, de lo que se pierde para siempre: dos tenistas de verdad únicos e irrepetibles.

Vídeo: CANAL PLUS

Cae Anabel Medina

La española Anabel Medina, vigésima favorita, fue apeada de la segunda ronda del Abierto de Estados Unidos tras caer ante la belga Kirsten Flipkens por 6-1 y 6-3. La jugadora valenciana fue desbordada desde el arranque del partido, a pesar de que lo inició con una rotura sobre el saque de su adversaria, una tenista situada en el puesto 93 del ránking mundial, sin título alguno en su historial y fuera siempre de la puja por los torneos del circuito.

En su séptima participación en el torneo neoyorquino, en el que nunca ha superado la tercera ronda, volvió a tener una despedida precipitada, tras ganar sólo un encuentro, como sucedió hace un año. El cuadro femenino del Abierto de Estados Unidos queda ahora con sólo dos jugadoras españolas: María José Martínez Sánchez, que se medirá a la alemana Angelique Kerber, y Carla Suárez.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS