Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NATACIÓN

Mengual, otra plata y otro enfado

La española gana la plata en la categoría de solo libre de sincronizada y explota: "Los jueces no querían que ganase, dan ganas de retirarse"

Consulta el Especial sobre los mundiales de natación de Roma.

"Los jueces no querían que ganase, no tengo el oro porque parece que se han puesto de acuerdo para puntuarme con 9.8 en la impresión artística. Me han puntuado más la técnica que la artística y ésto no tiene sentido. Con estos jueces dan ganas de retirarse y dejarlo. Si sigo nadando es por el público". Gemma Mengual se ha quejado duramente esta mañana en Roma tras conseguir la medalla de plata en la categoría de solo libre de los mundiales de natación.

La líder del grupo de natación sincronizada española ha perdido la final ante la rusa Natalia Ischenko. A ritmo de los Beatles la española ha conseguido que el público, cerca de 1000 personas, terminase coreando su nombre. Aunque los jueces han decidido premiar con el oro a Ischenko que ha optado por la pieza de Tchaikovsky de El lago de los cisnes. Ischenko ha realizado un ejercicio conservador aunque técnicamente perfecto. La española, que ha preferido la voz quebrada de Ray Charles de Yesterday y que ha logrado junto al resto del equipo en combinada libre su primer oro en la historia del campeonato, partía como favorita antes de llegar a la capital italiana. Hasta la fecha, nadie había utilizado voces tan significativas del rock y del soul en sincronizada, ya que normalmente solo se recurre a la música clásica, a bandas sonoras o temas compuestos especialmente para acompañar las coreografías que las nadadoras desarrollan en el agua en las que abundan los instrumentos de cuerda.

Este jueves, tras las guitarras de Led Zepellin con las que el equipo español se aupó el día anterior al primer puesto del pódium ante la ausencia de las rusas, Mengual ha optado por el piano, la voz, las trompetas y los marcados bajos del tema del cuarteto de Liverpool interpretado por Ray Charles. Elementos que van contra los patrones tradicionales de la natación sincronizada y que los jueces a veces no entienden, una de las causas por las que les ponen peor nota que a sus rivales, mucho más académicas. Por este motivo, el duelo de de la nadadora española no ha sido solo contra Ischenko. También contra el tribunal. Y lo ha perdido.