Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
AUTOMOVILISMO | FÓRMULA UNO

Nuevos cambios para una Fórmula Uno más espectacular

La Asociación de Equipos (FOTA) propone medidas a la FIA para acercar el deporte a la audiencia y rebajar costes

La Fórmula Uno sigue dando pasos adelante en su remodelación económica y deportiva para hacer del circo un espectáculo más atractivo. Entre debates y propuestas, la Asociación de Equipos (FOTA) reunida hoy en Ginebra (Suiza) ha planteado una lista de cambios a medio plazo para potenciar la deportividad y acercar aún más a la audiencia dentro del ciclo de cambios iniciados con el recorte de presupuestos y medidas tecnológicas como el KERS . Entre los más inmediatos que ha valorado la liga de equipos está el nuevo sistema de puntos, también contemplada por la Federación Internacional (FIA), que tendrá la última palabra antes de aprobar la proposición.

En concreto, la reforma propone ampliar los puntos logrados por el ganador hasta 12 (actualmente son 10), a nueve para el segundo y a siete para el tercer clasificado. No sufrirían cambio alguno los pilotos que finalicen desde la cuarta a la octava posición. Según Martin Whitmarsh, nuevo patrón de McLaren, la medida servirá como "premio por ganar" frente a las tácticas más conservadoras que los equipos escojan para sumar puntos de cara a la clasificación general.

"Los deseos de la audiencia pasan por un mayor reconocimiento para los ganadores de las carreras, que son los que más espectáculo ofrecen peleando por lo máximo, el triunfo, y nuestra propuesta es ofrecer grandes recompensas para el vencedor", ha añadido Whitmarsh en contraste con el modelo planteado por Bernie Ecclestone, presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), que pretende otorgar medallas a los tres primeros clasificados.

"Para ser precisos con el futuro, todos las escuderías y los constructores están preparados para afrontar su inclusión en el nuevo acuerdo hasta el final de 2012, esperamos que se pueda firmar ese contrato antes del comienzo del Mundial", ha comentado el presidente de Ferrari y Fiat, Luca Cordero di Montezemolo, también presidente de la FOTA.

Otra de las modificaciones planteadas por la FOTA afecta a la carga de carburante que los equipos pongan en los monoplazas al inicio de la carrera. Hasta ahora, la cantidad de gasolina jugaba un papel crucial en la estrategia de carrera. Poner más o menos combustible significaba rodar más o menos descargado que el resto de rivales, con la consiguiente penalización de tiempo por vuelta que el peso de la gasolina impone a los monoplazas. Si la medida propuesta por la FOTA, inspirada para que los espectadores comprendan mejor el desarrollo de las carreras, sigue adelante, los equipos tendrán que hacer públicas las cargas de gasolina antes del inicio de cada carrera.

El tiempo de repostaje también ha sido uno de los puntos tratados en la reunión. La FOTA ha sugerido premiar con puntos para el Mundial de Constructores a aquellos equipos que realicen las paradas en boxes más rápidas en cada Gran Premio, cuya duración también podría verse afectada. Si la FIA aprueba reducción de tiempo planeada por la Asociación, las carreras tendrían su límite en los 250 kilómetros o 1 hora y 40 minutos de duración como máximo. Todo para complacer a la audiencia.

Montezemolo mira con optimismo el futuro, y ante la adversidad económica, el presidente de la Scuderia cree que "esta crisis representa una enorme oportunidad para mejorar la Fórmula 1 en cuanto a sus costes, su competitividad y sus perspectivas a largo plazo"; una opinión que no comparte del todo el patrón de Renault, Flavio Briatore, quien cree que será imprescindible terminar con un buen balance financiero si la marca del rombo quiere proseguir en la Fórmula Uno.

"Desde el primer día, Renault ha estado siempre muy preocupado por los gastos. Para mantener los pilotos de Fórmula 1 es importante tener un buen balance, no hay dudas al respecto sobre ello, pero con las decisiones que se han tomado para 2010, Renault está gratamente complacido por el saldo final", concluye.