Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TENIS | COPA DAVIS | ESPAÑA - SERBIA

"Un rival, muy, muy duro"

David Ferrer abrirá la eliminatoria frente a Novak Djokovic y Rafa Nadal jugará contra Janko Tipsarevic en el segundo partido

Llueve en Benidorm, y bajo la lluvia el campeón arranca la defensa de la Copa Davis mañana ante Serbia. Abrirá la eliminatoria David Ferrer contra Novak Djokovic a las 11.00. Les seguirán el mismo viernes Rafael Nadal y Janko Tipsarevic, el tenista filósofo. Y nadie tiene muy claro que el agua no impida un desarrollo normal del enfrentamiento, que debería progresar el sábado oponiendo en el dobles a Feliciano López y Tommy Robredo contra Dj4040okovic y Nenad Zimonjic desde las 13.00. Los protagonistas de ese encuentro, como los del domingo (desde las 11.00, Djokovic-Nadal, seguido por el Ferrer-Tipsarevic) pueden ser cambiados por los capitanes hasta minutos antes del partido.

"El tiempo no nos ha permitido entrenar todo lo que hubiéramos querido", reconoció Obradovic, el seleccionador serbio, que vio cómo Djokovic dedicaba el miércoles a buscar una pista cubierta en la Comunidad Valenciana, tanto le apetecía al hombre dedicar la jornada a entrenarse. "No es importante", abundó el número tres del mundo, sobre el que giran todas las opciones de su equipo. "El tiempo ha sido igual para todos. Lo único que espero es que mejore, y que permita terminar los dos partidos del viernes", dijo en referencia al gasto físico que supondría jugar tres partidos en tres días, más teniendo en cuenta que los disputará sobre tierra batida.

El temporal que azota España marca la eliminatoria. Ha obligado a suspender los entrenamientos. Cambia el bote de pelota sobre la tierra batida de Benidorm, menor según aumentan las descargas del cielo y la humedad. Y tiene a los dos equipos mirando al cielo.

"La pista está perfecta, sin ningún problema de nada. En mejores condiciones, imposible. Está rapidilla", argumentó Nadal, el número uno del mundo, que parece ansioso por ponerse a competir. "Las condiciones pasan a segundo plano desde que empiece la eliminatoria", prosiguió el mallorquín, recibido en el sorteo por una lluvia de flashes, más de una veintena de policías y casi un centenar de aficionados que se agolparon a las puertas del Ayuntamiento de Benidorm. "Lo que importa es jugar bien. Estamos preparados para todo", dijo tras ser vitoreado por una aficionada durante la ceremonia del sorteo, que contó con la presencia de Manuel Santana, mito del tenis español.

Llueve y hace frío en Benidorm. No es la mayor preocupación de los españoles. Habla Albert Costa, que se estrena como seleccionador en el banquillo. "Tenemos unos rivales que son muy, pero que muy duros".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.