Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Messi llega de las vacaciones con más de una hora de retraso

Guardiola justifica al argentino y no descarta que juegue mañana

El argentino Lionel Messi se ha incorporado con casi una hora y media de retraso a su primer entrenamiento con el Barcelona este año, y ya con la plantilla al completo tras las vacaciones de Navidad, después de sufrir a lo largo de la tarde problemas en los enlaces aéreos entre Madrid y Barcelona tras regresar de Buenos Aires. Messi aterrizó en Madrid a las 13:30 horas, procedente de su país, pero no pudo volar a Barcelona hasta pasadas las seis de la tarde, apenas media hora antes del inicio del entrenamiento, previsto para las 18.30 horas (aunque los jugadores están citados una hora antes del arranque de la sesión).

El delantero argentino se vio afectado inicialmente por problemas mecánicos del avión que debía transportarle a Barcelona y, posteriormente, por una huelga de los controladores aéreos que afectó a dos de las cuatro pistas del aeropuerto de Madrid-Barajas. Una vez en Barcelona, Messi se apresuró para acudir al Miniestadi, donde sus compañeros ya se ejercitaban, con la excepción de Gerard Piqué, debido a un proceso gripal que le convierte en duda para el partido de mañana ante el Mallorca.

Messi ha sido el único futbolista que ha llegado tarde al entrenamiento. Inicialmente el jugador tenía previsto llegar a Barcelona a las 9:30 horas.

Guardiola justifica a su jugador

Ante esta circunstancia, el entrenador del Barcelona, Pep Guardiola, ha justificado el retraso del argentino, asegurando que su retardo no es culpa del jugador, "sino, en todo caso, de la huelga

de los controladores aéreos" del aeropuerto de Barajas. "Me parece bien que haya apurado tanto sus vacaciones", comentó el entrenador barcelonista, "porque para él, su familia es vital. Es un chico de 21 años que necesita estar con su gente y cuando llega, se encuentra con el problema de los vuelos, porque parece que sólo se podían utilizar dos pistas en Barajas. Pero ha vuelto bien. Está sano, incluso le he visto más delgadito, así que por mí, perfecto".

Guardiola no desveló si Messi será multado por su retraso -"eso es cosa nuestra", se limitó a apuntar- y explicó que el permiso especial concedido a cinco jugadores (Alves, Keita, Eto''o, Cáceres y el propio Messi) para que se incorporasen a los entrenamientos esta misma tarde "lo decidimos entre todos y al equipo le pareció bien".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.