Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LIGA DE CAMPEONES | CELTIC 2 - VILLARREAL 0

Demasiado relajado

El Villarreal mancha su imagen con un regalo al Celtic en Glasgow

Demasiado relajado, el Villarreal manchó ayer su trayectoria en la Champions con una actuación muy displicente. Entró en el partido sin mucho interés y cuando quiso reaccionar ya no pudo: contaba con un jugador menos y dos goles en contra. Volvió a demostrar que es un equipo excesivamente dependiente de tres hombres (Senna, Cazorla y Pirès), sin cuyo concurso a toda vela, el conjunto se vulgariza. Se cae estrepitosamente. Tras las confirmaciones más pesimistas, un par de agradables sorpresas: la buena labor del mediocentro Bruno como lateral izquierdo, en ausencia del sancionado Capdevila. Y el retorno de Nihat después de tantos meses de ausencia. Aún así, el Villarreal nunca creyó en el primer puesto del grupo. Y tan conforme estuvocon su segunda plaza con su segunda plaza que invitó al Celtic a salvar su honor regalándole esta victoria.

CELTIC 2 - VILLARREAL 0

CELTIC : Boruc; Hinkel, Caldwell, McManus, Wilson (O''Dea, min. 82); Nakamura, Brown, Hartley, McGeady (McGowan, min. 75); Samaras (McDonald, min. 82) y Maloney.

VILLARREAL : Viera; ?ngel, Fuentes, Gonzalo Rodríguez, Bruno; Edmilson, Senna (Nihat, min. 46); Cani, Ibagaza (Cazorla, min. 60), Mati Fernandes; y Guille Franco.

GOLES : 1-0, min. 14. Maloney. 2-0, min. 45+2. McGeady.

ÁRBITRO :Claudio Circhetta (Suiza). Amonestó por parte de los locales a Caldwell (min. 63) y a McGowan (min. 77), mientras que por el conjunto español vieron la amarilla: Edmilson (min. 38), Senna (min. 41), ?ngel (min. 50) e Ibagaza (min. 58). Expulsó por roja directa a Guille Franco (min. 35) por un manotazo a Caldwell.

-ESTADIO: Celtic Park. Alrededor de 55.000 espectadores.

Como novedad, el Celtic Park permaneció un buen rato mudo, al principio del encuentro, después de despachar casi de manera funcionarial el You'll never walk alone. ¿Quién cantó primero este himno universal del fútbol: la hinchada del Celtic o la del Liverpool? Nadie lo sabe. Cada cual barre para casa, pero el caso es que el equipo de Gordon Strachan, pese a su liderato en la Liga escocesa, no le había dado hasta ayer ni media alegría a su público en esta Champions. Y, claro, el Villarreal, hermanado con su rival escocés desde hace años, se empeñó en animarlo anoche como fuera. Con la elocuente pasividad de sus jugadores. El lateral Ángel, por ejemplo, protestando un fuera de juego mientras el Celtic avanzaba por la izquierda. O el portero Viera, cuyas manos se doblaron ante el tímido centro de Wilson. Maloney, solo, lo aprovechó y marcó.

Fue el principio del fin para el cuadro de Pellegrini, que dijo adiós a los 600.000 euros que da la victoria. Se dedicó lo que quedaba de primera parte a quejarse sin razón de casi todo. Más pendiente de las decisiones del árbitro que del juego, acabó por caer en el precipicio cuando su único delantero, Guille Franco, fue expulsado fulminantemente. Al parecer tras haber insultado al juez de línea. El Celtic, ahora sí, se sintió poderoso y, liderado por la zurda de Nakamura, se lanzó a la yugular de Viera. El meta uruguayo tampoco opuso mucha resistencia. De modo que, justo antes del descanso, los chicos de Strachan iniciaron un contragolpe que McGeady culminó con un disparo raso con la zurda desde el borde del área.

Mucho más contenta, la gente ya entonó con más entusiasmo el You'll never walk alone. Y la segunda parte comenzó con dos certezas: el Celtic Park la tiene tomada con su delantero griego Samaras; y, por el contrario, su jugador preferido es Nakamura, que tiene arte en la bota izquierda. Mientras, en la delantera amarilla apareció por fin Nihat, un carácter que, por distintas lesiones, ha echado mucho de menos el Villarreal. En un par de remates ya dejó claro que es un delantero muy necesario. A pesar de que, lógicamente, le falta ritmo, como demostró en el mano a mano que desperdició ante Boruc tras un gran pase de Cazorla.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.