Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:LIGA DE CAMPEONES | Sporting 1 - Shakhtar 1

El Sporting hace historia

Un empate ante el Shakhtar le vale el pase a octavos

Un enérgico Sporting saltó al terreno de juego con peligrosos avisos de Fábio Rochemback, en un libre indirecto, y Hélder Postiga, quien protagonizó una acción individual en la que se reclamó penalti.

Pero transcurridos diez minutos, ese ímpetu se apagó y los ucranianos tomaron la iniciativa con el delantero brasileño Brandão como bandera, quien remató por encima del larguero de Rui Patricio cuando lo tenía más fácil. El juego de ambos equipos no ofrecía nada especial, sólo continuas faltas que ayudaron a romper el ritmo del partido y provocaron los bostezos del público que acudió el José Alvalade.

La impotencia de los hombre de Paulo Bento era patente y sólo un esforzado Hélder Postiga trasmitía sensación de peligro, ya que la estrella sportinguista, Liedson Da Silva, estuvo desaparecido. Los ucranianos del Shakhtar crearon más juego que su rival y prueba de ello fueron las ocasiones de Brandão, el elemento más peligroso, y Hubschman, quien centró al corazón del área, pero no encontró rematador.

"Los leones", que exhibieron una alarmante falta de ambición, se dedicaron a defender el empate y a asistir a las rápidas transiciones de los ucranianos que, cada vez que cruzaban el medio del campo, ponían un nudo en la garganta a los aficionados lusos. El Sporting se puso las pilas en el último tramo de la primera parte y creó una excelente oportunidad, en la que tras un buen centro de Rochemback, ni Liedson ni el ruso Izmalov fueron capaces de perforar la meta de Pyatov.

La apatía no abandonó a los portugueses en el segundo tiempo, quienes se dejaron dominar por los "mineros" que, a pesar de no crear grandes ocasiones de peligro, movieron de forma acertada el balón con transiciones de banda a banda.

Los hombres de Paulo Bento eran incapaces de crear juego, sólo conseguían acercarse a los dominios de Pyatov a balón parado, donde las torres ucranianas imponían su altura para despejar el peligro. En el ecuador del segundo acto, el goleador Liedson despertó y, tras un centro de Abel desde la derecha, "o levezinho" remató cerca del palo izquierdo en la ocasión más clara del encuentro hasta el momento. El renacimiento del brasileño contagió a los verdiblancos que se adelantaron el marcador tras un tanto del recién incorporado Derlei, quien culminó una brillante jugada de Izmailov.

Con este gol, el Sporting se afianzó y pasó a llevar el peso del partido, el cual pudo sentenciar en un contra ataque dirigido de nuevo por Izmailov, pero mal definido por João Moutinho. Durante los últimos minutos el Shakhtar bajó los brazos y el Sporting se dedicó a ver pasar el cronómetro hasta el pitido final, que significó la clasificación histórica del Sporting a los octavos de final de la Liga de Campeones.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.