Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÓRMULA UNO

La Fórmula Uno también entra en crisis

Max Mosley se reunirá con los equipos tras el GP de China para discutir medidas urgentes para recortar costes

La Federación Internacional del Automóvil (FIA) ha informado de que poco después del Gran Premio de China (19 de octubre) se reunirá con la Asociación de Equipos de Fórmula Uno (FOTA) para discutir las medidas que se debe aplicar con urgencia para lograr una reducción de costes. El británico Max Mosley, presidente de la FIA, y el italiano Luca di Montezemolo, presidente de Ferrari y de la FOTA, se reunieron hoy en Niza (Francia) para "discutir la actual situación de la Fórmula Uno", según ha informado la FIA.

La federación agrega que en la reunión tras la carrera de Shanghái "se discutirá y compartirá con los equipos las decisiones estratégicas que la Fórmula Uno requiere con urgencia, habida cuenta de los problemas económicos que afectan a todo el mundo". Mosley ha declarado el martes a la BBC que la Fórmula Uno afrontará "serias dificultades" si no se adoptan medidas antes del 2010 para reducir los costes.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.