Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | RELA MADRID

Robinho: "Presidente, prefiero vender pasteles en el mercado que quedarme en el Madrid"

El representante del jugador del Manchester City revela que el brasileño se enfrentó a Calderón para que le dejara marchar

El atacante brasileño Robson de Souza "Robinho", nuevo jugador del inglés Manchester City, hizo todo lo que pudo para salir del Real Madrid, lo dijo por activa y por pasiva, ante la prensa, sus ex compañeros, ex entrenador y ex directivos. Tanto lo dijo, que, según la versión del jugador, Wágner Ribeiro a la emisora local Radio Jovem Pan, Robinho "se enfrentó cara a cara" con Calderón para poder conseguir su liberación y poder ser traspasado al balompié inglés. "Él (Calderón) dijo que Robinho no saldría de ningún modo del club, que no habría dinero para eso y Robinho le dijo: ''Presidente, yo no me quiero quedar. Prefiero vender pasteles en el mercado que quedarme aquí''. Él le dijo eso a Calderón", ha contado Ribeiro.

El brasileño, que se encuentra con su selección para disputar el partido por las eliminatorias suramericanas de clasificación para el Mundial de Sudáfrica 2010 ante Chile, en Santiago, celebró por todo lo alto su traspaso al Manchester City, según Ribeiro. El agente ha admitido que el traspaso al Chelsea londinense también estaba casi concretado, pero "en el último minuto" surgió la oferta del Manchester City. "Yo le dije a Robinho que era jugador del Chelsea y celebramos. Pero cuando llegamos a la sede del Real, la prensa preguntó sobre el negocio con el Manchester City. Yo les dije que no, pero quince minutos después Ángel Sánchez (directivo del Real) me preguntó que si Robinho jugaría en el Manchester City", ha relatado el representante. Ribeiro ha detallado que "yo le respondí (a Sánchez) que (Robinho) jugaría en cualquier lugar, menos en el Real Madrid" y el Chelsea, a pesar de la insistencia del director ejecutivo, Peter Kenyon, para efectuar el fichaje, no superó la oferta del Manchester City.

El empresario ha asegurado que lo que más incomodó a Robinho fue que el Real Madrid lo puso en una negociación con el Manchester United para contratar al portugués Cristiano Ronaldo, pero una vez que el astro mundial desistió, el equipo "merengue" buscó de manera afanosa la renovación del contrato del brasileño. "El orgullo de Robinho fue herido y no había entonces así dinero alguno para retenerlo", ha puntualizado Ribeiro.