Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AUTMOMOVILISMO | FÓRMULA UNO

Kovalainen se regala una 'pole' brillante

El finlandés marca el mejor tiempo de la jornada por encima de su compañero y los dos Ferrari; Alonso saldrá sexto

Heikki Kovalainen se regaló hoy una 'pole' para aplacar la mala suerte que le persigue esta temporada, sumarse al grupo de pilotos punteros y amenazar a su compañero Lewis Hamilton el cetro de su propio feudo, Silverstone. El finlandés, con un tiempo de 1m21.049s, saldrá desde la primera posición por primera vez en su carrera como piloto de Fórmula Uno, y no lo hará por delante de su compañero, cuarto, sino de un sorprendente Mark Webber que en el último compás de la sesión se lanzó a por el liderazgo. A punto estuvo de conseguirlo el australiano, que llegó a colocarse primero. Si no lo consiguió fue porque la flecha plateada del finés pulverizó su tiempo superándolo en más de medio segundo.

El ex piloto de Renault comenzó la clasificación despuntando, y apenas le hizo falta rodar para adjudicarse la primera plaza. La lluvia minó los planes de todas las escuderías, y los corredores tuvieron que volver al garaje a la espera de la segunda tanda. Los dos Ferrari parecían dispuestos a plantar cara al McLaren de Kovalainen, pero sólo el de su compatriota Kimi Raikkonen estuvo a la altura. El actual líder del Mundial, Felipe Massa, se perdió en la mitad del grupo de 10 pilotos y en ningún momento encontró la manera de salir. Al final, saldrá noveno.

Hamilton tenía que salvar el orgullo británico en casa y reaccionó. En la segunda tanda, el británico asumió el papel de líder y el mando de Kovalainen se quedó relegado en su estela a 60 milésimas de distancia. La pareja de McLaren abrió aún más la brecha con Ferrari. Salió el sol, calzaron neumáticos blandos y pusieron casi un segundo de ventaja sobre la Scudería. Fernando Alonso salió primero, pero su tiempo (1m20.336) le duró un suspiro, y tuvo que terminar apretando los dientes para colocarse dentro del grupo de los 10 aspirantes de la Q3. Finalmente, y aprovechando el bajo rendimiento ofrecido por Felipe Massa, Alonso comenzó a escalar puestos hasta la sexta posición, por delante del Ferrari del brasileño. No cambiaría más su posición.

Ferrari también necesitaba reaccionar, y con un Massa víctima de sus problemas en el neumático, Raikkonen tuvo que tirar del equipo. Fue el primero en salir a pista y el primero en rebajar el umbral del minuto y 22 segundos (1m21.706s). Hamilton vio peligrar su cetro, pero el nerviosismo le hizo patinar sobre el asfalto de Silverstone. El británico se salió de la trazada y arruinó su vuelta lanzada paseando su monoplaza por fuera de la pista. Apenas restaban cuatro minutos para el final de la jornada, tiempo suficiente para más anécdotas. Robert Kubica apenas lo intentó. Los problemas en su BMW le hicieron renunciar a la Q3, y partirá décimo.

Era el turno de Kovalainen. El de McLaren se lanzó a por el liderato. Lo rozó en la primera tanda y se quedó con las ganas. Pero antes apareció Mark Webber. El piloto de Red Bull completó una vuelta brillante, sin errores, y el mandato de Raikkonen se quedó relegado. No había tiempo para girar más, y entre los pilotos que quedaban en pista estaba Kovalainen, con motor y caja de cambios nuevos. El finlandés lo aprovechó todo, incluso la falta de tráfico, y triunfó. 1m21.049s fue el tiempo de su vuelta. Una marca que le vale para salir desde la primera posición por primera vez como corredor de la máxima categoría.

Al final, sorpresa en la cabeza y en la mitad de la parrilla, pero ninguna de ellas protagonizada por Alonso. El asturiano se mantiene en su tónica. Sexto, y esperando el milagro. La lluvia puede ser uno de ellos. Silverstone, el circuito imprevisible puede darle la oportunidad que tanto desea Renault, pero también puede negársela ofreciendo un sol tímido que cierra todas las puertas al R28. De nuevo, a rezar. A mantenerse en la zona de puntos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.