Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El viento no engaña

Las escuderías optimizan la aerodinámica de los F-1 con ensayos en pistas de aviación

Una advertencia para los menorquines: si ven pasar un Ferrari de Fórmula 1 a toda pastilla, no se apuren; no se han vuelto majaretas. El monoplaza es real y el equipo que se ha desplazado a la isla estudia su comportamiento aerodinámico en el Aeroclub de Mahón, que posee la recta más larga (1.856 metros) de los aeroclubes existentes en Europa. Allí se exprimen los más de 700 caballos de potencia que rinde el propulsor de un F-1. Casi siempre conducen pilotos probadores. "Para realizar estos ensayos es preciso que el piloto sea tranquilo. Son muchas horas de tests: comenzar y parar, arrancar y frenar", explica Marc Gené, que la semana pasada probó la aerodinámica del F2008 en el circuito de Vairano, cerca de Milán. "Creo que tengo el récord del mundo de kilómetros en un día [1.400]. Fue hace tiempo. Acabé con un tremendo dolor de cabeza", recuerda.

La pista italiana cuenta con dos rectas paralelas muy largas, de casi 1,5 kilómetros cada una, y dos curvas muy cerradas, una a cada extremo. "Me gusta más que la de Menorca porque en la balear sopla mucho el viento y las mediciones pueden ser engañosas", advierte. Antes de realizar la prueba, algunos parámetros del coche se modifican. "Se le colocan sensores por todas partes, muchos más de los que lleva en las carreras. Así, los técnicos saben exactamente la presión del viento, cómo actúa sobre los elementos, y pueden compararlos con los del túnel de viento", pormenoriza Gené.

Pedro Martínez de la Rosa, su colega en McLaren, concluye: "Estas pruebas son importantísimas. Permiten validar los datos extraídos en el túnel y, así, realizar un aeromap (mapa aerodinámico) totalmente fiable". Encajado en el cockpit, el piloto realiza series constantes, de ida y vuelta, ayudado de un sistema de control de velocidad como el que tienen muchos coches de calle. "Normalmente, las pruebas se hacen a 160, 200 y 280 kilómetros por hora y durante unos 20 segundos. A veces se fuerza el motor al máximo para ver qué velocidad alcanza. Cuando se activa el dispositivo, el coche sale disparado. Notas la fuerza de muchos caballos", dice Gené.

Ferrari y McLaren son los equipos más asiduos en este tipo de pruebas. La mayoría de las escuderías no posee un túnel de viento que permita realizar pruebas con un coche del mismo tamaño que el de las carreras. El mejor túnel es el de BMW, que lo adquirió cuando compró la escudería Sauber. "Nuestro túnel de viento", explica Mario Theissen, responsable del equipo BMW, "nos permite probar monoplazas a escala real e incluso colocar dos modelos a escala, uno al lado del otro". El túnel del equipo alemán está conectado a un superordenador que permite simular el flujo de aire que circula a través del vehículo con el fin de optimizar su diseño aerodinámico.

La expectación en Jerez, mientras, es mayúscula. Fernando Alonso, tras su regreso a Renault, se estrena hoy a los mandos del R27. El piloto español se mantendrá mudo hasta el día 31, cuando se presente oficialmente en París, y se espera que estrene el R28 el día 22 en el circuito valenciano de Cheste.