FÚTBOL | BUNDESLIGA

Klinsmann, nuevo entrenador del Bayern de Múnich

El ex jugador de fútbol sucederá al actual técnico, Ottmar Hitzfeld, el próximo 1 de julio

El ex-preparador nacional alemán Jürgen Klinsmann será el nuevo entrenador del Bayern Múnich, según anunció hoy el legendario club bávaro. Klinsmann sucederá el 1 de julio en el cargo a Ottmar Hitzfeld, que la pasada semana anunció su retirada para esa fecha, lo que ha dado lugar desde entonces a todo tipo de especulaciones sobre el nuevo técnico del Bayern.

Klinsmann fue jugador del Bayern Múnich entre 1995 y 1997, años en los que ganó una liga y una copa alemanas, y seleccionador nacional alemán hasta después del mundial de Alemania, en el que su equipo alcanzó el tercer puesto. "En el futuro el nuevo entrenador de 43 años deberá conducir al Bayern a nuevos éxitos", dijo el club de Múnich en el comunicado en el que anunciaba el fichaje y del que se darán detalles esta tarde en una rueda de prensa.

Alegría e indiferencia por la llegada de Klinsmann

El nombramiento de Klinsmann como futuro técnico del Bayern ha despertado elogios por toda Alemania. Desde la canciller, Angela Merkel, hasta al 'kaiser' Franz Beckenbauer, la alegría por el regreso de Klinsmann a su país ha corrido desde el anuncio, aunque ilustres jugadores como el portero Oliver Kahn o Frings no han mostrado entusiasmo por la llegada del ex futbolista.

Beckenbauer, mandamás del Bayern y máximo responsable de la organización del Mundial 2006, dijo "alegrarse" por su nueva colaboración con Klinsmann y expresó su confianza en que "tras el éxito de sus nuevos métodos en la selección" ahora los consiga en el Bayern. Klinsmann dejó el cargo de seleccionador después del Mundial 2006, en el que Alemania logró el tercer puesto, con una selección rejuvenecida y en la que, en principio, no todos creían demasiado.

"La canciller Merkel se alegra como millones de alemanes de que

Klinsmann vuelva al país", ha comentado el portavoz del gobierno, Ulrich Wilhelm, tras darse a conocer que será el sucesor de Ottmar Hitzeld, al término de la presente temporada. Muy diplomáticamente, Ullrich añadió que "entendía" que tal alegría no podía ser compartida por algunos rivales, "puesto que despertará cierto miedo", pero que de todos modos la canciller "le desea lo mejor".

Otros rostros como Udo Lattek comparten la alegría con escepticismo. "Cruzo los dedos, porque no tiene experiencia al frente de un equipo", ha comentado, algo menos contento que el técnico del conjunto nacional, Joachim Löw. "Es un enriquecimiento absoluto para el fútbol alemán. Será interesante ver a un seleccionador que revolucionó mucho al frente de un equipo", ha declarado Löw.

Quien no se alegra por la noticia es Kahn, quien como guardameta de la selección se vio relegado al banquillo, puesto que Klinsmann convirtió en titular a Jens Lehmann. "Me da igual. No me preocupa el tema. Como capitán concentro mis energías en el aquí y ahora. Hace año y medio dije que lo dejaba", ha afirmado "King Kahn", para añadir un: "Por supuesto les deseo mucha suerte".

Parecidas reacciones mostraron algunos "afectados", puesto que militan en filas rivales, como el internacional Torsten Frings, del Werder Bremen: "No me interesa el asunto. No me interesa en absoluto". El fichaje del ex seleccionador y ex internacional fue un bombazo en la Bundesliga, aún en pausa invernal, y supondrá el regreso a Alemania de un técnico que cuenta con las simpatías generales.

Klinsmann vive en Estados Unidos con su esposa e hijos, fue jugador del Bayern Múnich entre 1995 y 1997, años en los que ganó una Bundesliga y una copa de la UEFA, y seleccionador nacional alemán de 2004 a 2006.

Klinsmann, en su etapa como seleccionador alemán
Klinsmann, en su etapa como seleccionador alemánEFE
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS