Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÓRMULA 1

Roldán Rodríguez: "No me voy a conformar con nada"

El piloto español de Spyker, que el próximo año tendrá un monoplaza, analiza su futuro en la Fórmula 1

Roldán Rodríguez, que el año que viene, salvo sorpresa, estará en la parrilla del Mundial de Fórmula Uno al volante de uno de los monoplazas del equipo Force India (en la actualidad Spyker), ha afirmado que en 2008 tratará de afrontar cada carrera "como si fuera la última". El piloto español, que el 9 de noviembre cumplirá 23 años y que es natural de Valladolid, comenta sus sensaciones a medida que se acerca su gran sueño.

Pregunta: ¿Qué sintió cuando le comunicaron que iba a ser piloto oficial en 2008 en lugar de piloto de pruebas?

Respuesta: La verdad es que me enteré porque alguien leyó lo que había dicho el nuevo propietario del equipo (el indio Vijay Mallya), y me enteré de que dijo que quería contar conmigo para 2008 y esa fue la noticia que tuve. Y cuando la escuché, la verdad es que al principio no me la creí mucho. Pero es verdad que lo ha dicho. No me lo creía, pero sentí una alegría bastante importante.

P: ¿Después de un año en la GP2 está preparado para dar el salto a la F1?

R: Yo creo que sí. Además, cuando uno da el salto a la GP2 tiene que saber que te puede llegar la oportunidad. Yo eso lo sabía, y he intentado prepararme desde el principio del año en GP2 por si la oportunidad surgía. He intentado hacerlo lo mejor que he podido este año y, sobre todo, me lo he tomado como si la carrera que tocaba fuera la última.

P: ¿Qué objetivos se marca para este primer año?

R: Pues los máximos. No me voy a conformar con nada. Si el coche que tengo, si finalmente lo tengo, es de hacer el vigésimo en carrera, pues a intentar hacer el decimoctavo. No me voy a conformar con nada, ni con un noveno, ni con un quinto, ni con un vigésimo. El objetivo es aprender lo máximo, como siempre, pero aprovechar cada carrera como si fuera la última, y hacer lo mejor que sé. Y no conformarme con nada y exprimir al máximo el coche.

P: ¿Y cómo ha llegado Roldán Rodríguez hasta aquí?

R: Bueno, como mucha gente ha empezado ahora a enterarse del automovilismo, tienen conocimientos de historia automovilística de tres años, y sólo de Fórmula Uno. Yo empecé, como todos, en el ''karting'', con mucha ilusión y con muy poquitos medios.

P: ¿Cuándo empezó en los monoplazas?

R: En 2002. Tenía 17 años y empecé en la Fórmula Júnior. Me acuerdo que hice un montón de vueltas rápidas; podios, todos los del mundo, pero al final no me pude llevar el campeonato. Y ahí yo creo que fue cuando verdaderamente te das cuenta de que para llegar tienes que ser bueno de verdad y que no basta con ser habilidoso. Creo que fue a partir de ahí cuando me puse a trabajar en serio, a intentar buscar una metodología y tratar de ser un piloto profesional y una persona capaz de estar con los mejores.

P: ¿Qué es lo que menos le gusta de ser piloto?

R: No hay nada. Quizás un poquito estar a la vista de todos para que te llamen feo, guapo, listo o tonto. Pero ése es el precio que hay que pagar. De momento me conoce muy poquita gente, pero los que me conocen y me piden una foto, pues me gusta, me gusta mucho. De momento no tengo problemas con nada.

P: En el plano personal, ¿qué cosas le gustan?

R: Me considero una persona normal, una persona bastante normal con mi gente y con los míos, y lo que me gusta son cosas normales: estar con mis amigos, mi familia... Pero sí soy bastante ambicioso, y eso quizás sea algo especial, pero en la vida personal soy bastante normal. Tengo la gran suerte de la educación que me han dado mis padres y mis hermanos, mi familia en general, y eso es lo más grande que tengo yo, la gente que está a mi alrededor, que son los que me han enseñado todo lo que sé.

P: Y a la hora de comer, ¿cuáles son sus gustos?

R: Lo que más me gusta es cuando voy a casa de mi abuela, los sábados, ahora ya pocos, para comer platos de cuchara. Me encantan, me vuelven loco las lentejas, el cocido de mi abuela me vuelve loco también, garbanzos con callos, fabada, me encantan los platos de cuchara. Ahora ya de eso poco...

"Siempre me ha gustado Alonso"

P: ¿Ha tenido algún piloto favorito?

R: El que siempre me ha gustado ha sido Fernando (Alonso). Lo conocí en karting, yo empezaba y él ya era campeón del mundo. Y siempre me ha gustado. Es el único al que he conocido. Empecé a ver F1 con diez años, en el año 1995. Era la época Schumacher, pero en el que me he fijado siempre ha sido en Fernando.

P: ¿Quién le ha ayudado más en su carrera deportiva?

R: Son muchos. Te puedo decir los recientes. En 2004, por ejemplo, dimos el salto a las World Series, y fue un año difícil. Y hay veces que uno duda, cuando los resultados no llegan, y no pasas por un buen momento, y entonces conocí a Adrián (Campos), que tiene mucha visión de futuro, y en ese momento me dio un coche, un F3, y me dejó correr las últimas seis carreras. Me dijo que era bueno, que podía llegar, y ahí cogí impulso hasta donde estoy hoy. Eso ha sido lo más reciente.

P: ¿Es supersticioso?

R: Tengo muchas manías. Siempre me pongo antes el guante izquierdo antes que el derecho, primero la bota izquierda, subo al coche por el lado izquierdo. Tengo muchas manías, pero me las estoy quitando desde hace poco porque no quiero tenerlas, quiero que el resultado dependa de otras cosas, y no quiero entrar en la dinámica de depender de esas manías. Las tengo, pero me las quiero quitar. También tengo calzoncillos de la suerte, los tornillos de la visera del casco siempre tienen que estar el de la derecha en la derecha y el de la izquierda en la izquierda -si el resultado va mal, los cambio de sitio, y hasta que cambie los dejo donde estaban-. Pero cuando arrancas el coche se te olvidan todas estas cosas. Te olvidas hasta de cómo te llamas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.