Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aitor González, castigado sin conducir

El ex ciclista, ganador de la Vuelta, condenado a un año sin carnet por conducir bajo los efectos del alcohol y la cocaína

El Juzgado de lo Penal número 5 de Alicante ha condenado al ex ciclista Aitor González a una multa de 1.080 euros y a la retirada del carné de conducir durante un año y un día por conducir bajo los efectos del alcohol y la cocaína y poner en peligro la seguridad del tráfico.

González, ganador de la Vuelta a España en 2002, está retirado desde hace dos años de la competición oficial tras haber dado positivo por consumo de esteroides anabolizantes en la Vuelta a España de 2005.

En la sentencia, dictada el pasado día 7, el tribunal considera probado que el acusado había bebido y consumido cocaína, tal y como demostraron las pruebas en orina y sangre que le realizaron cuando fue detenido.

Los hechos ocurrieron el pasado 21 de julio, cuando González circulaba con su coche por la Rambla de Méndez Núñez de Alicante y se saltó un semáforo en rojo a la altura de la calle de Santo Tomás.

Para rebasarlo, invadió el carril contrario porque había varios vehículos detenidos en el semáforo, y continuó circulando a gran velocidad en dirección a la calle de Alfonso el Sabio, saltándose también otro semáforo.

Una dotación de la Policía Local se percató de "su conducción anómala y peligrosa" y le siguió hasta detenerlo a la altura del Hospital General de Alicante. Según los agentes, el detenido no presentaba "un estado normal" y le hicieron dos pruebas de alcoholemia, que arrojaron unos resultados de 0,41 y 0,39 miligramos de alcohol por litro de aire.

Como el ex ciclista no estaba de acuerdo con los resultados, pidió una prueba de contraste a través de la correspondiente analítica de sangre y orina, que "puso de manifiesto que había consumido cocaína".

"El acusado presentaba como síntomas externos evidentes de la influencia en su capacidad: olor a alcohol en el aliento, pupilas contraídas, comportamiento eufórico, comentarios y respuestas despectivas, agresivas y jocosas", continúa la sentencia.

En el juicio oral, celebrado el pasado día 7, González aseguró que el día de los hechos sólo había tomado "dos copas" y que nunca ha ingerido cocaína. "No había ingerido cocaína ni ese día ni en mi vida", indicó el ex ciclista, quien reconoció que unas semanas antes estuvo en una fiesta con gente que consumía esta sustancia y dijo que quizá le pusieron algo en la bebida.

En la sentencia, el juez considera que "no existen dudas sobre la veracidad de los análisis" y dice que es evidente que sí consumió cocaína y alcohol, por lo que condena al acusado a una multa de 1.080 euros y a la retirada del carné de conducir por un delito contra la seguridad del tráfico.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.