Vino y lotería a costa de la federación

La Fiscalía denuncia malversación de fondos públicos en la Federación Gallega de Fútbol

La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Galicia denuncia que varios antiguos responsables de la Federación Gallega de Fútbol cometieron delitos de malversación de fondos públicos y pide que los autores depositen fianzas por las cantidades que fueron percibidas indebidamente.

En la denuncia presentada por la Fiscalía, cuyo contenido fue divulgado hoy, se reclama que los cinco principales responsables de la Federación, cesados en abril, presten declaración para aclarar las acusaciones formuladas.

Los imputados son el ex presidente Julio Meana Álvarez, el ex secretario general Ramón María de Llano Márquez, el ex vicesecretario general Benjamín Amido Vázquez, el ex presidente del Comité gallego de entrenadores de fútbol Fernando José Blanco Pedre y el ex tesorero de la Federación Luis Caridad Muiño.

En su informe, la Fiscalía destaca una serie de 15 facturas por un total de 33.785 euros abonadas por los directivos "para atender fines ajenos a la Federación, como son la adquisición de neumáticos, de vinos a diferentes mercantiles especializadas, la degustación de vino en un establecimiento especializado, la adquisición de lotería o la de localidades con motivo de la disputa de la Eurocopa 2004".

El citado organismo judicial subraya que la documentación que acompaña a su denuncia incluye "auditoría realizadas a la Federación Gallega de Fútbol y sus órganos asociados, en las que de forma unánime se destaca la mala gestión de los fondos federativos".

Añade que en esos informes también se pone de manifiesto "los obstáculos presentados para su desarrollo", entre los que cita "la no presentación de contratos laborales del personal" así como "la demora en la entrega de documentación para su correcta formalización".

Respecto a Meana Álvarez, la Fiscalía concluye que en los datos investigados "no se aprecia un ánimo de beneficiarse de forma claramente directa de los fondos gestionados por la Federación". Sin embargo, subraya que eso "no impide que haya permitido y consentido, en su calidad de presidente, que otros hayan dispuesto y se hayan beneficiado de forma indebida de la percepción de fondos federativos", ya que él fue responsable máximo de ese organismo.

La Fiscalía concluye que los directivos de la Federación Gallega de Fútbol cometieron una serie de irregularidades que constituyen un "delito continuado de malversación de caudales públicos" en unos casos y de "delito continuado de apropiación indebida" en otros.

Por todo ello, solicita a los órgano competentes que tomen declaración como imputados a los cinco denunciados y que, como medida cautelar, se les impongan fianzas en base a las "cantidades indebidamente percibidas por ellos o de las que han consentido su disposición" y, en caso de que no las depositen, se proceda al embargo de bienes.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50