Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CICLISMO

Basso, suspendido dos años

El corredor, sancionado por su implicación en la Operación Puerto

El corredor italiano Ivan Basso ha sido suspendido hoy con 24 meses por la Comisión Disciplinaria de la Federación Italiana de Ciclismo ante su presunta implicación en la denominada "Operación Puerto" (investigación policial española sobre dopaje en el ciclismo).

Los dos años de suspensión de Basso, de 29 años, concluirán el 24 octubre de 2008 ya que la Comisión Disciplinaria ha tenido en cuenta los 236 días que el corredor ha estado sin competir, por sanciones precedentes por el mismo caso.

Basso, previamente, había prestado declaración ante los miembros de la Comisión Disciplinaria y mostró al término de ésta su esperanza en "poder volver a correr cuanto antes". "Me entreno todos los días y no veo la hora de volver a competir. Creo y espero que nuestras explicaciones hayan sido comprendidas y que sean suficientes para obtener una sanción justa", dijo Basso, tras comparecer ante la Comisión Disciplinaria unos noventa minutos.

Ante esta comisión también intervino el fiscal antidopaje del Comité Nacional Olímpico Italiano (CONI), Ettore Torri, quien justificó su petición de veintiún meses de sanción para Basso por "utilización de sustancias o métodos prohibidos" además de la "posesión de sustancias y métodos prohibidos por el Comité". El letrado de Basso también solicitó una reducción de la pena, que, según los reglamentos disciplinarios vigentes, es de 24 meses por intento de uso de sustancias o de métodos dopantes. Y presentó una documentación elaborada por un reconocido analista en sustancias químicas y tóxicas en donde aparecen otros 64 controles antidopaje a los que fue sometido Basso por parte de la Unión Ciclista Internacional (UCI), en los que dio "negativo" y valores hematológicos normales. Tras esto, los miembros de la Comisión Disciplinaria se retiraron a adoptar una decisión, que ha sido de 24 meses; la máxima prevista para lo que era acusado. Eso sí, se acogió la petición de la Fiscalía de tener en cuenta los días ya cumplidos de "parón". La decisión de la Disciplinaria es apelable; algo que muy probablemente realizará Basso. La sentencia de hoy llega después de que Basso, a mediados de abril y en la víspera del Giro de Italia 2007, se viera nuevamente inmerso en la polémica de la "Operación Puerto" por presuntas relaciones con el médico español Eufemiano Fuentes.

Entonces, tras acordar Basso con el Discovery Channel no estar en la Flecha Valona y luego romper el contrato que unía a las partes, tanto la Fiscalía Antidopaje del CONI como la magistratura italiana reabrieron su caso y solicitaron poder efectuar el test del ADN sobre las bolsas de sangre que pertenecerían al corredor nacido en Varese y que aún estaban en poder de la fiscalía española por la "Operación Puerto". La intención de la Fiscalía del CONI, que citó seguidamente a declarar al propio Basso, era realizar algo similar a cuanto aconteció en Alemania meses antes con el corredor Jan Ullrich.

Se reabría el ya denominado "caso Basso" que había quedado aparentemente cerrado el 27 de octubre 2006, cuando la Federación Italiana de Ciclismo decidió archivar el procedimiento abierto por una supuesta implicación del corredor en la "Operación Puerto" y que le impidió disputar el Tour de Francia 2006. El archivo del caso se había producido a petición de la Fiscalía Antidopaje del CONI, el 12 de octubre 2006. Entonces, en una nota informativa, el propio CONI dijo: "En los límites concedidos por las disposiciones internacionales y del reglamento antidopaje de la UCI (Unión Ciclista Internacional), se ha decidido proponer al órgano competente de justicia de la Federación Italiana de Ciclismo que archivase los actos que atañen al señor Ivan Basso".

La Fiscalía Antidopaje del CONI, eso sí, también comunicaba que se reservaba el derecho de volver a retomar el caso si surgieran en el futuro otros elementos suficientes de prueba que puedan justificar la apertura del procedimiento disciplinario. La Federación Italiana decidió acoger dicha petición del CONI y decidió archivar el procedimiento abierto a Basso, que pudo respirar y preparar su vuelta a la competición, ya con el Discovey Channel, al creerse cerrado su caso. Pero nuevos datos aparecidos en la tercera semana del último abril en la prensa española motivaron la reapertura del caso Basso, su nuevo parón en la competición a pocos días de que se inicie el Giro de Italia 2007 (lo ganó en 2006) y la ruptura con el Discovery Channel.